I survived to Behòvia 2009

dilluns, 3 de novembre de 2014

Semana 7 de 16 de preparación para la Marató Costa Daurada.



Entrenamientos de la semana: del 27de octubre al 2 de noviembre de 2014. 

Meb was 23rd in NYC last year, and went on to win 2014 Boston and place 4th today. So when he tells me he believes in me and that I should look ahead to big things, I listen.

Kara Goucher 

Metáfora


Esta semana, por competir en mi 1ª media, la idea era llegar al viernes con 100k (20 al día), descansar el sábado y tratar de volar el domingo ¡con un día de descanso!  Pero un incidente físico –una pájara monumental- me ha empujado a reorganizar los entrenamientos, olvidándome, por esta semana, de las cifras.

La rutina, imprescindible a este nivel de vida monacal, debe ser también flexible – ¿un oxímoron?- y hay que estar siempre alerta a los mensajes que la naturaleza nos manda. Los lunes, casi siempre al sol, salgo de trabajar a las 14h, como un plato de pasta y sobre las 16h estoy corriendo. Me incomoda la digestión no finalizada pero la alternativa es peor. A luego trabajo un poco más desde casa, ya duchado y relajado. Y los miércoles, como tengo un paréntesis de 3h, salgo, ruedo, como y trabajo otra vez. Y así va encajando el puzle. Pero este miércoles pasado pillé una pájara de época, de las de Perico Delgado y Ángel Arroyo en el Tour del 83 y a falta de 2k para acabar me quedé sin fuerza alguna e inundado en un sudor creciente llegué andando a casa pensando en bocadillos, carbonaras y croissants. Fue un episodio de hipoglucemia que alguna vez he sufrido y que me dejó algo resacoso, gris y tendinoso. Suerte del masaje, que me iluminó el alma, a ratos oscura del dolor, regenerándome de arriba abajo.


Ni a la mitad del camino



El día de en medio, el martes, había exprimido mi cuerpo con 3 x 4k más la clase de PreHab, a la que llego siempre muerto y de la que salgo siempre fresco. 5 días seguidos rondando los 20k son mi nuevo límite. Y la ausencia de pesas la consecuencia. Dolores varios. Aprendiendo de mi cuerpo.

Al jueves llegué tocado pero pude con los ritmos. Con el rotuliano derecho algo jodedor decidí rodar suave el viernes y unos meros 30’ la mañana del sábado. Así que llego a mañana con la incógnita de mi estado real de forma a la hora de confrontarlo con los 21k. Sé que estoy fuerte, que he entrenado como nunca literalmente pero ni idea de qué tiempo haré en el rápido circuito de El Vendrell.

Y la media me dejó de aquella manera que solo otro atleta entenderá: medio descontento con el tiempo -1h16’36”-, medio satisfecho con el puesto -5º-, algo triste y sentimental, neblinoso, con dudas acerca de mis entrenamientos que no resolveré, en el mejor de los casos hasta enero y muy contento por los resultados de otros. Quiero imaginarme que el volumen elevado me ha quitado mucha chispa aunque en las series no lo note excepto en algunas pinceladas. Da igual, la apuesta está echada.

Los kilómetros no me dejan ver la chispa

Y el próximo domingo una Behobia extraña, con un circuito nuevo y con mi cabeza en Cataluña. ¿Se cumplirá la teoría de las expectativas?

¡Saludos y gracias por leerme!


Día semana
Mañana
Tarde
Observaciones
Lunes

21,4k

Martes
3,7k + 4 x 3k Rec1’ + 3,9k (19,7k)
Pre-Hab
10’37”7 (3’32”)- 10’35”2 (3’31”)- 10’24”1 (3’28”)- 10’49”4 (3’36”)
Miércoles
18,8k


Jueves
5k+ 6k a 3’43” + 5k (16k)
Masaje

Viernes
13k


Sábado
6,5k más rectas


Domingo
4k + Mitja d’El Vendrell + 2k (27,1k)

5º con 1h16’36”. 17’49”4-18’41”3-18’5”9-18’24”8.
36’30”7-36’30”7
Peso domingo
56,5 kg
Total semana
122,5k