I survived to Behòvia 2009

dijous, 23 de gener de 2020

Stand by


Compito tan poco como enfermo me pongo. Así que perderme dos carreras por coincidirme con los dos días malos con fiebre al año es un homenaje a la ruleta chunga de las probabilidades. Pero pasó y el 2019 comenzó con no poder participar en los 30k de Tarragona en enero y acabó de igual forma en diciembre en el maratón de Valencia.

No obstante, a pesar del extraño noviembre, ya había decidido que tras correr en VLC correría la de TGN 9 semanas después. Últimamente hay bastantes pros que lo prueban y quería testear entrenamientos e intentarlo. Razón de más, pues, para centrarme en el maratón de TGN (2/2/20) ahora que no había habido desgaste en VLC.

Con una motivación estratosférica inicié el remate en la preparación volviendo al escenario de mis mejores maratones. Y es que correr un maratón habiendo comido y dormido en casa y sin viaje, no tiene precio.
La semana post-VLC fue ligera. El único objetivo era llegar a los 95 kms, recuperar fuerza y sentar las bases de las siguientes semanas, donde además gracias a las vacaciones de Navidad haría #vidadePro.


Comrades, se nos rompio el amor de tanto usarlo


Las piernas ligeras, bailarinas que diría Zugasti, y una creciente sensación de buena forma era el regalo de Navidad que me dejó el tapering así que, crecido, tenía 6 + 2 semanas chulas de entrenamiento por delante.

Han sido semanas de volumen, de 2/3 días de calidad -, martes de pistas y series rápidas, jueves de cuestas o series largas y las tiradas dominicales a ritmos por quilómetro de unos 10” más lentos que en el maratón-. En este bloque maratoniano he aprendido que sin doblar puedo llegar a los 135/145 kms por semana, quedándome un pequeño margen de mejora (con 2 tardes suaves me iría a los 165 kms). Físicamente lo veo pero tengo dudas de resistirlo mentalmente. Añado la visita semanal al fisio -es lo que me permite la consistencia, paso previo al volumen- y dos sesiones de fuerza del Maestro Luís del Águila.

BCN Half marathon. La insoportable levedad de un chip amarillo


Mientras acabo la primera semana de tapering (habrá sorpresa), dejo un resumen de mis 6 semanas, con casi #vidaDePro

10k Tortosa 2018

Semana 1: del 9 al 15 de diciembre de 2019 (130’2 kms):
Martes 10: 8 x 1k a 3’30”. Rec1’.
Jueves 12: 2 x Bostons simulators (3’1 kms duros) a ritmo: 3’53”-3’43”
Domingo 15: 25 kms a 3’51”

Semana 2: del 16 al 22 de diciembre de 2019 (127’8 kms):
Martes 17: 15 x 600m a 3’20”. Rec1’.
Domingo 22: 27 kms a 4’1”

Semana 3: del 23 al 29 de diciembre de 2019 (141’5 kms):
Martes 24: 10 x (800m-1’-400m-2’)
Viernes 27: 4 x 2k. Rec1’.
Domingo 29: 32 kms a 3’54”

Semana 4: del 30 de diciembre de 2019 al 5 de enero de 2020 (134’8 kms):
Martes 31: 20 x 400. Rec1’.
Domingo 5: 33’5 kms a 3’56”

Semana 5: del 6 al 12 de enero de 2020 (130’1 kms):
Martes 7: 10 x (400m-45”-200m-90”)
Jueves 9: 2 Lloritos. 2 x (1km Up-1km down): 4’7”-3’42”-4’4”-3’52”
Domingo 12: 27 kms  (17 kms a 3’45”)

Semana 6: del 6 al 12 de enero de 2020 (131’5 kms):
Martes 14: 10 x (1k a4’-1k a3’30”)  
Sábado 18: 20k a 3´56”

¡Saludos!

dimarts, 26 de novembre de 2019

Camí a VLC. The end.


Dicen que a una maratón nunca se llega con una preparación ideal, perfecta. La exigencia es tal que siempre hay que conllevarla junto a las molestias que van surgiendo en consecuencia. En mi caso, diversas y adversas circunstancias han hecho que haya entrado en cierta barrena que a cinco días de Valencia me genere serias dudas de si podré correrla o si haciéndolo, podré acabarla.
Vamos con la bitácora que me ayudará a entenderme y ser más consciente de donde estoy.

Quizás el entrenaco del periodo maratoniano, pero en diferido porqué es ahora cuando pienso que lo fue, hayan sido los 15 quinientos a 1’35” pero…

Semana 9. 14/10-21/10. 142 kms
Mt: 3 x 3k (10’28”-10’24”-10’26”)
Dg: 9’2k + 21’9k (4’16”) + 5k (3’48”). Total: 36,1k

Otra semana magnífica, con los primeros 3 miles –algo que he aprendido este año: a partir de 30 grados mejor no pasar de series de mil- y un buen volumen el domingo.

Semana 10. 22/10-27/10. 120 kms
Mie: Lloritos. 2 x (1k Up- 1kDown). 4’21”-3’54”-4’10”-3’39”
Dg: Media de Valencia. 1h15’36”. 3º en M-50.

Aquí la clave era llegar a la media y hacer una buena carrera, disfrutando del rapidísimo circuito. Y no acabé de encontrarme bien. Demasiado pendiente de los parciales y hasta que en el quince no conseguí quitármelos de encima no me puse a correr sub 3’30”. Podio en mi categoría y último parcial de 5k a 3’29”, eso me llevaba para alimentar mis ganas de sacrificio.




Semana 11. 28/10-3/11.
Lun: 21’5k (14k a 4’10”)
Mie: 6 x (1k a 4’-1k a 3’30”). 3’55”-3’29”-3’56”-3’30”-3’52”-3’27”

Semana que debía ser de cierta recuperación aprovechando un viaje familiar. Antes de irme hice los deberes y enfocaba noviembre con ilusión y ganas.

Semana 12. 4/11-10/11. 95 kms.
Sáb: 8 x (1k a4’-1k a3’30”). 4’2”-3’34”-3’54”-3’32”-3’50”-3’37”-3’49”-3’31”
Dom: 34k (29k a 3’58”)

Un asunto familiar muy grave me dejó varios días sin entrenar y muy descentrado. Intenté recuperar la confianza en un fin de semana de machaque y el resultado fue una sobrecarga en sóleo y gemelo. La punción seca y mucho dolor solo me dejaron rodar así que intenté sumar al máximo y vivir de las rentas acumuladas, si es que eso fuera posible.

Semana 13. 11/11-17/11. 127 kms.
Jue: Lloritos. (4’9”-3’43”-4’14”-3’36”)
Dom: 32’7k (29’7k a 4’4”)

Con el gemelo aún tocado reduje la calidad al mínimo, con unas cuestas y una tirada larga relativamente eficiente. Había esperanza.

Semana 14. 18/11-24/11. 121 kms.
Mie: 8 x (1k a 4’- 1k a3’30”). 3’53”-3’31”-3’57”-3’29”-3’59”-3’40”-4’2”-3’26”
Dom: 22’8k (14’4k a 4’1”)

Al sentir que no había entrenado como hubiera querido retrasé el tapering a los últimos 7 días, con la esperanza de sumar un poco más. Pero acabé la semana con muchos mocos y décimas, notándome casi KO para VLC. Ahora mismo, levemente enfermo dudo. Veremos.

¡Saludos!