I survived to Behòvia 2009

dijous, 3 d’octubre de 2019

Camí a València (3)


Llegando al ecuador de la preparación me surgen una serie de reflexiones, sobre todo al compararme con la que realicé para Barcelona 2019, en la que llegué al inicio del periodo específico en plena forma y fue la mejor por volumen y calidad pero muy solitaria -excepto por las tiradas largas-. Había cierta inspiración Canoviana.
Tras las tiradas largas a ritmo


En este nuevo camino noto que voy a remolque del estado de forma superior de mis hermanos kalenjis. Como si llevara algunas semanas de retraso con respecto a ellos. Pese a todo, los martes en la pista son impagables y siento que llevo mi cuerpo al límite y más allá. Y recuerdo que en mis otras aproximaciones maratonianas con mis compis bajé hasta 5 veces de 2h40’. En cualquier caso, nunca por estas fechas había hecho series a 3’20”, ni creo que en el ecuador hubiera llegado a este volumen así que seguiremos picando piedra y la media de Valencia nos ofrecerá una primera idea real de mi estado de forma.

¡Saludos!

Semana 5. 16/9-22/9. 130 kms
Mt: 6 x 1k (3’23”-3’20”-3’24”-3’22”-3’22”-3’26”) + 2 x 800m (2’41”-2’41”); (177màx)
Jue: 3 Lloritos x (1k Up – 1k Down); (4’13”-3’49”-4’14”-3’53”-4’12”-3’34”); (173màx)
Sáb: 20k a 3’59” (160avg)

Semana 6. 23/9-29/9. 139 kms
Mt: 15 x 400 a 1’14”/1’15”; Rec1’;
Mie: 23’4kms a 4’32” (141 avg)
Sáb: 25k a 3’58” (158 avg)

dijous, 19 de setembre de 2019

Camí a València (2)

Yo misma al acabar la última serie


Finalizada la segunda mitad del 1r bloque maratoniano con una valoración agridulce. Agria porqué cayó el volumen, dulce porqué fue debido a la vida social. Así que no hay que volverse paranoico y disfrutar de este segundo bloque de 4 semanas.
Con todo lo que nos viene encima -Trials japoneses, Berlín, Doha, Viena (1h59), Chicago y Nueva York- habrá que mantener la cabeza fría y no venirnos arriba antes de tiempo.

Como si fueramos los Beatles, oigan

He seguido con la misma planificación semanal: una sesión y media de fuerza, otra de series en pista, series largas en cuesta (Lloritos) y un controlado a ritmo de maratón, todo ello enmarcado en el objetivo global de firmar 120 kms. Decidí incluir una competición de 10k en medio de la preparación como revulsivo eficiente; no hay nada como ponerse un dorsal para correr a ritmos que en entrenamientos resultan mucho más difíciles. Llegué a la salida con las piernas molidas por las series, la fuerza, las cuestas y los 10k matinales que rodé para sumar más. Me costó un poco al principio seguir al grupo delantero pero finalmente conecté y la carrera se convirtió en un fartlek salvaje en el que la toma de decisiones sobre el riesgo a asumir era constante. Definitivamente, un entrenamiento brutal con pocos descansos y mucho cambio de ritmo.


Semana 3. 2/9-8/9. 118 kms.
Mt: 4 x (1k a4’- 1k a3’30”). 3’57”-3’30”-3’57”-3’33”-4’3”-3’32”-3’58”-3’31” (168)
Jue: 2 x Lloritos 1kUp-1k down: 4’3”-3’46”-4’12”-3’43” (173)
Sáb: 10k Jesús: 5º, 35’37” (174)

Semana 4. 9/9-15/9. 90 kms.
Mt: 2 x Lloritos 1kUp-1k down: 4’14”-3’49”-4’15”-3’43” (173)
Jue: 4 x 2k. rec 1’20”. 6’58”-7’- 6’58”- 6’59” 


Para el segundo bloque de 4 semanas, el objetivo es sumar 130/140 a la semana y aún sin abandonar los Lloritos del todo centrarme en dos sesiones fuertes de calidad. El día de pista y el controlado/tirada larga. El cuerpo y su recuperación mandarán.

¡Saludos!