I survived to Behòvia 2009

dimarts, 23 d’agost de 2016

Duelo de entrenadores.

¿Y ahora qué, Mo? ¿Maratón?


Los EEUU han triunfado en el atletismo olímpico, sin duda alguna (mejor resultado desde 1932 sin contar los JJOO boicoteados de LA 1984). Han plantado cara y ganado medallas a los grandes bloques de atletas que tanto miedo escénico genera(ba)n. Atletas del este en lanzamientos, caribeños en velocidad y africanos del medio fondo al maratón.

El éxito de su modelo se basa en garantizar la trazabilidad de un atleta, desde la adolescencia hasta el fin de sus estudios y su primer contrato profesional. Facilitando estudios y deporte desde la secundaria a la universidad, a lo que se añaden los grupos de entrenamiento que se han ido creando bajo el cobijo de las grandes marcas (NIKE, Brooks, New Balance, Hoka Hoka One, Adidas, Oiselle…) para facilitar la transición a profesionales y que han asegurado un flujo constante de atletas. Incluso en la actualidad, hay más de diez atletas que siendo estudiantes de bachillerato han firmado contratos profesionales, alguno de los cuáles incluyen las matrículas universitarias –al ser pros no pueden ser becados-.

Evan, el WR te espera


Mientras mi resaca olímpica se va atenuando tras tantas horas de televisión a horas intempestivas, una de las múltiples evaluaciones que pueden hacerse es intentar determinar quién ha ganado en el particular duelo de entrenadores yanquis.

Su final de 1.500 debería ser de visionado obligatorio

De hecho, como esto no es furbo –que diría Villar- es absurdo anteponer a uno contra otro cuando en realidad ya han ganado ambos dedicándose al más alto nivel a aquello que más les gusta. Pero sí, ha ganado Salazar si la evaluación la hacemos a partir del medallero.
Shannon, se merece una medalla olímpica


Por medallas queda claro, aunque por número de atletas el grupo de Shumacher era más numeroso, con una docena de atletas frente a la media docena de Salazar.
Salazar
Shumacher
Mo Farah (1º en 5.000 y 10.000)
Evan Jager (2º en St)
Matt Centrowitz (1º en 1.500)
Mo Ahmed, Can (4º en 5.000)
Galen Rupp (3º en Maratón y 5º en 10.000)
Betsy Saina, Ken (5ª en 10.000)
Shannon Rowbury (4ª en 1.500)
Shalane Flanagan (6ª en Maratón)

Y encima viven en Colorado


Sería injusto no nombrar a otros entrenadores que están haciendo también una gran labor. Sin ir más lejos, a Mark Wetmore, cuyas atletas Emma Coburn y Jenny Simpson ganaron un bronce en los obstáculos y el 1.500 respectivamente.
Descansemos de los JJOO y preparémonos para una nueva temporada de cross, las maratones de otoño…

¡Saludos!