I survived to Behòvia 2009

dijous, 29 de desembre de 2011

Training groups.

Fase de anaerobia: Defcon 2
Acabo de llegar de entrenar con mis compañeros de club. 14k en los que hemos incluido 10 ritmos de 30”, intercalando 30” de recuperación. Anaerobia y disfrute una vez más solapándose, quizás solo los adictos al sadomasoquismo pudieran entendernos…pero no he venido aquí a escribir de mis tiempos, décima arriba, décima abajo, sino de la experiencia compartida.

En los tiempos de máximo esplendor (en la hierba) de mis tendones, en la adolescencia, las tardes eran un juego, inconscientemente serio (nadie nos había dicho que leyéramos a Gil de Biedma y seguramente tampoco lo habríamos hecho), aunque casi siempre de risas en las que se sucedían series, fartleks, cuestas, rodajes…y mientras tanto, a ritmos desiguales, crecíamos y nos volvíamos irreversiblemente adultos. Fueron mis últimos días grupales.

Sergio H, nuevo compi de club, escribía el otro día en una red social que nunca había disfrutado tanto practicando el running, siendo dilatada su experiencia en el medio. A lo que añadí un Me gusta rápidamente. En esta temporada, caracterizada por la anarquía sistemática de mis entrenamientos, recogidos, eso sí, bajo una Ley de Bases que por el momento funciona, he tenido la suerte de poder añadir días de entrenamiento compartidos. Y no solo han aportado dosis de calidad, sino sobre todo un estado de ánimo exponencialmente positivo, que se retroalimenta y que consigue que saquemos lo mejor de nosotros mismos. Finalizar un duro entrenamiento estrechando las manos de tus compis, no tiene precio. Era lo que estaba buscando pero que no encontraba, por mi timidez, por las circunstancias.

El 18/12 corrí en Salou sus 5k en ruta, que se disputaba junto a la media maratón. La idea (y los sueños, sueños son) que transmití a Gerard, otro gran fiera de mi club, era aguantar 3/4k con la cabeza de la media, que yo imaginaba a 3’15”, y aguantar hasta el final. Nada se desarrolló como esperaba. Salí rápido, muy rápido, viéndome en modo torbellino, casi como un dibujo animado de los de antaño, los analógicos –que no eran mejores-, descabalgado de mi mismo, como si mi cerebro no pudiera gobernar con un mínimo de orden la cadencia natural de brazos y piernas que, a su vez, parecían centrifugarse en un remolino infinito…no me atreví a mirar el mil (creo que pasé en 3’5”), solo la espalda de Gerard, a quien seguía al mismo tiempo que veía alejarse a la cabeza de carrera (1h4’58” de Jaume Leiva, RW runner y mejor persona que atleta). Tan en déficit íbamos que seguimos de largo hasta que nos dimos cuenta de que seguíamos el circuito de la media…un buen entreno!.
¿Dónde quedaron mis genes mesetarios? Frío, mucho frío.
8 días después, en la fiesta catalana de Sant Esteve -Boxing day para el mundo anglosajón- corrí la San Silvestre del Vendrell. Destacar por encima de cualquier otro dato que un 33% de todos los atletas eran mujeres, y que además corrieron sin nuestra, tantas veces, alpha y competitiva presencia…comenzamos, con secular retraso, a ser modernos. Una carrera que me dejó muy satisfecho por la gestión de mi dolor, postergando el clic del interruptor del sufrimiento hasta haber pasado la línea de meta y por el tiempo, 16’18” para un 6º y first over 40.

Entre tanto me quedo con el entrenamiento del trimestre. No por el tipo (4 x 3k, rec.2’), que también, sino por el cómo. Media docena de atletas de 3 clubs distintos ayudándonos, relevándonos, animándonos para conseguir el objetivo. We did it.

A falta de una carrera, la San Silvestre de Tarragona, para cerrar el excesivo ciclo de 6 fines de semana consecutivos entrenando-compitiendo (y tras la que espero sumergirme en un periodo de abstinencia de imperdibles) desearos/nos que el 2012 no sea capaz de llevarse por delante ni un diezmo de las ilusiones, los proyectos, en definitiva, del diseño de nuestras propias vidas.

Sus dejo con un descubrimiento muy reciente. El Niño Miguel, guitarrista de 3 cuerdas, primo hermano de Tomatito y a quien Paco de Lucía considera un genio. Mito (ha tocado para Camarón) malogrado por una enfermedad mental en malos tiempos, peores que ahora, para quienes las sufrían. Indagando un poco he encontrado un documental sobre él, La sombra de las cuerdas. Lástima no poder pagar 3€ por descargármelo legalmente…

¡Salud@s!




4 comentaris:

Franfri ha dit...

Ele ahí para el niño der gorrooooooo, que no gorrón. Yo estoy acostumbrado a entrenar solo, nadie quiere venir conmigo, buagggggg, buaggggg, y no por lo rápido que corro, pero no se por qué...

Me alegro de que tengas tan buenas sensaciones en grupo, siempre suele ayudar a mejorar y no sólo en la velocidad de desplazamiento.

Que tengas un gran fin de año y una mejor entrada el año del juicio final. ¿Para quién, para Urdangarín, Camps, la justicia, la democracia, la economía ...? En fin, condió y el espíritu santo.

Salud y un abrazo

C.A.Francoli ha dit...

Ferran corriendo eres muy bueno, pero tus posts en el blog son la rehostia. Feliz fin de año (hasta el Mas nos lo ha intentado felicitar a toque de bocina) y nos vemos en la siguiente dosis pistera en vena. Peio.

Ferran ha dit...

Sr Franfri, si cuando usted va a correr aun no nos han puesto a los runneres en las calles (estáis en Matrix: Príncipe de las estrellas dixit), ¿cómo quiere que alguien le acompañe? Cualquier día sale ud a correr un jueves y vueve a casa el miércoles anterior de tanto madrugá!
Le deseo también a usted y a los suyos lo mejor para este año nuevo y que me descubra nuevos talentos de esos que cual Prozac nos animan frente a tanto cateto con ínfulas de Steve Jobs...

Ferran ha dit...

Peio, he conocido a gente en sitios extraños pero 2' antes de una serie de 3.000 tiene su mérito :)
Yo ya voy a nómina hecha. Cada nómina cobrada es un triunfo que porterga la siembra de patatas...

Un fuerte abrazo y si no nos vemos mañana en la SS, nos vemos en el 2012!