I survived to Behòvia 2009

diumenge, 5 de setembre de 2010

Hipercompensando, que es gerundio.



Si no, no lo entiendo. Tras una primera semana de entrenamiento guiado, que parecía mucho más leve sobre el papel de lo que en realidad ha sido, hoy me he levantado cansado pero seguro, porque una carrera al lado de casa no se puede obviar y porqué eran sólo 5 quilómetros y en menos de 20’ tenía el tema liquidado. Y eso, con los calores, apetece.

La semana ha estado muy bien. Un lunes gimnástico, un martes explosivo subiendo cuestas, me dejaron el miércoles haciendo ritmos hasta el agotamiento. Tiempo hacía que no me cansaba tanto. Jueves descanso, viernes 60’ y ayer 10 quilómetros con relleno incluido: 6 a 3’49”. En total poco más de 60 quilómetros.

Como la carrera de hoy no era un objetivo ni de lejos, pensé que a 3’30” estaría más que bien aunque quizás saliera un poco más lento. Pero no. En una carrera casi perfecta –ahora parezco el gran Ibón Zugasti- he aguantado con gente que el año pasado veía de lejos y en un sprint eufórico me he asegurado el 3r lugar del pódium y una botella de aceite de oliva delicatesen. Y lo más sorprendente, teniendo en cuenta la poca calidad trabajada, el tiempo. 16’57”, a 3’24”. Un lujo.

La semana que viene más de lo mismo, corregido y aumentado. Y el domingo un 10 mil en mi pueblo. A seguir currando.

Saludos!!