I survived to Behòvia 2009

dimecres, 2 de desembre de 2015

Mitja de Tarragona

Alerta DefCon 2: ¡¡talón!!


Al igual que mi amigo Dennis, casi nunca me quedo satisfecho con mis carreras. Sin llegar al cilicio, analizo mis errores, mis miedos (aquella derrota a la me que entregué a falta de 500 metros, sin lucha, como símbolo), en definitiva, qué podría haber hecho mejor.
Año
Plaza
Tiempo
2011
22
1h14’33”
2012
17
1h14’46”
2013
10
1h13’54”
2014
6
1h15’22”
2015
18
1h15’22”

De la temporada anterior, me quedo con la Behobia, Cambrils i L’Ametlla de Mar. Carreras en las que llegué a meta con un gesto de euforia, casi de rabia, satisfecho al 100%.

Territorio Faro
 Más tarde, el tiempo me da perspectiva y relativizo e incluso valoro algunos resultados. Y siempre, siempre, me quedo con lo vivido hasta llegar a la competición, que nunca es un fin en sí misma.


Y en Tarragona, el pasado domingo, corrí frustrado casi desde el principio. Con mi cerebro a lo largo de 21k procesando el porqué mis piernas no respondían a mis ansias.

Siendo una de mis medias favoritas, es una de las citas a las que nunca quiero faltar. Tras un 2014 con viento y lluvia de levante el 2015 amaneció perfecto. Fresco y quieto. Clima ideal que junto al elenco de grandes atletas nos dio una media vintage, con cinco atletas bajando de hora diez y sin keniatas.

Pareja de kalenjines en modo frontrunner


3’19”, 3’25” y 3’44”…paso de mirar más el Garmin y me procuro un ritmo fuerte aunque noto que no es el de antaño. Sobre el km 8 me pasa un grupo e intento seguirles pero no puedo. Me entran arcadas y decido apearme. Me comentan compañeros de viaje que rondamos la hora catorce-quince así que no puedo hacer otra cosa que seguir marcando el ritmo que puedo llevar. Sigo pensando en las causas, ganando por el momento, como no, que ya me he hecho mayor, definitivamente mayor.

Por el doce me pasa el grupo de Albert Moreno, joven triatleta de élite que compite el próximo domingo en Bahrain. Advierto que ya no es aquel tirillas de antaño y que está mucho más musculado. Hawaii le espera. Y tampoco puedo seguirle. Así que frustrado y con alertas de flato que no van a más llego al Faro, mi territorio, donde solo consigo alargar la letanía hasta la meta. Absurdamente pienso que 45” menos me hubieran provocado una sonrisa. O eso creo.

Analizo las 3 variables a las que responsabilizo de mi bajada de rendimiento: factor edad (los cincuentones me han hecho creer que llegará un día donde daré, de golpe, el Gran Bajón), factor competición (siempre llego a Tarragona con dos medias en las piernas y este año solo con unos tristes 5k) y factor entrenamiento (este año paré 2 semanas y he hecho una pretemporada más clásica y con mucha menos calidad).


Camino ya de meta, por fin


58k y tres días después todo está más procesado y se impone la variable falta de competición junto a la ausencia de calidad. La edad la veo menos, por ahora. En quince días la media de Salou ayudará en las respuestas.

Y como mi gran objetivo es la MCD no queda otra que seguir picando piedra y a base de bien, cuidarse ante la gripe y quilómetros, quilómetros y más quilómetros.

¡Saludos!

PD: agradecer a Nando Comín sus fotos y sus ánimos

2 comentaris:

Dioni Tulipán ha dit...

Ferran, de "viejo" nada!!

De hecho, pensaba que habías hecho muy mal tiempo por contar 17 personas delante... y el año pasado solamente 5. Pero resulta que has hecho el mismo tiempo!! (con mucho menos viento, eso sí).

Ánimos, que en Salou bajarás nuevamente de la 1h14'59!!
Siempre teniendo en cuenta el objetivo principal, la MCD.

Abrazos,
Dennis.

NACHO ha dit...

Aúpa Ferran¡¡
Yo creo que olvidas otro factor. Aveces simplemente no tenemos el día....

Si nos ceñimos a los tres que tu comentas, quizás si que puedas haber hechado un poco en falta el rodaje. Ya verás como en 15 días la historia es bien distinta¡¡¡