I survived to Behòvia 2009

dijous, 12 de novembre de 2015

Semana 4 de 12 de preparación para la Marató Costa Daurada.



Entrenamientos de la semana: del 2 al 8 de noviembre de 2015.
 


Día semana
Mañana
Tarde
Observaciones
Lunes
13,4k

Lluvia intensa
Martes
16,8k
Pre Hab

Miércoles
7,9k + 4x2k Rec.200m trote + 2,4k

6’58”6-6’50”7-
6’39”7-6’44”8
Jueves
16,8k (4’38”)


Viernes
10,1k


Sábado



Domingo
3,1k + tempo 10k en progresión + 2k

10k: 36’37”
3’45”-3’47”-3’49”-
3’38”-3’35”-3’39”-
3’36”-3’36”-3’34”-
3’33”
Total semana
91,1k



De qué hablo cuando hablo de correr.

He tardado toda mi vida en darme una respuesta a mi necesidad, innata, de correr. Quizás la respuesta, tan válida ahora para mí, antes fuera otra o me fuera imposible resolverla con profundidad. Hoy corro fundamentalmente para celebrar que estoy vivo. Además me gusta exigirme, me gusta plantearme retos y luchar con sacrificio y esfuerzo para conseguirlos y mientras tanto saborear el camino. Es una ofrenda de la vida que hay que disfrutar en su justa medida, esto es, sin límites. Pero sobre todo correr me conecta conmigo mismo, con mi presente más rabioso y me permite ser consciente del ahora, aderezado de pasado y con sueños del futuro. Correr, definitivamente, me ayuda a ser mejor persona.

Por diversas circunstancias, alguna muy personal y otras muy obvias para cualquiera que la haya corrido, la Behobia es la pura vida y todos los creyentes debemos visitarla una vez, al menos. Este fin de semana renuncié a la misma para despedir a un ser brillante y luminoso que nos ha dejado dolorosamente joven para pasar a residir en el corazón de todos los afortunados que formamos parte de su vida. Las lágrimas sustituyeron al sudor en la sentida, cariñosa y afectuosa despedida que tuvimos.

Y la semana fue lo de menos. Rodajes menos voluminosos para potenciar la frescura que no fue, series el miércoles -4 x 2k recuperando 1’ al trote- con gacelas, que no liebres, de lujo que me llevaron hasta reventar de bonito que tenían el ritmo y un domingo con 10k en progresión, en solitario, combinando los dolores del alma, profundos, con los de las piernas, queridos.

Fuerza y honor kalenjin.

¡Salud y quilómetros!

1 comentari:

NACHO ha dit...

Aúpa¡¡¡
Como siempre un placer leerte¡¡
Reflejas el pensar de muchos de nosotros en esto del running¡¡¡
Así que larga vida¡¡
Un abrazo y mucho ánimo¡¡¡