I survived to Behòvia 2009

dilluns, 23 de febrer de 2015

Ecléctico.

Musa ayer, hoy y siempre...sshhhh


Para los catalanes de una generación (e idiosincrasia) Bibiana Ballbé fue una musa, un mito de la postmodernidad a la que todos nos hubiéramos entregado con los ojos vendados y las muñecas maniatadas al tiempo que, aún sin barba decimonónica y leñadora, le respondíamos a nuestro particular significado de Silenci y soñábamos que nos susurrara al oído Eclèctic…ella era lo más, puro divineo, beyond the postureo, la queríamos.

Dos tandas, 30 inscritos en M45, lo petamos


Así aprendimos toda la muchachada el significado de ecléctico y por ello en Catalunya es muy difícil encontrar a alguien que no la conozca. Y ecléctico es mi entrenamiento y mi vida atlética, a sabiendas. Y algo funciona. Tras la media extraña que salvé, la semana siguiente, la única sin competición antes de entrar en la Golden Gala de 4 semanas seguidas, tocaba sumar quilómetros, ahí está Barcelona. Algo menos de 120 con las sesiones de calidad siguientes: martes de 12k a 3’49”; jueves de 10 x 700m más un domingo de 20’7k a 3’43”. Sobrevivimos a la carga pero la última tirada nos hizo replantearnos el objetivo maratoniano de Barcelona. Saldremos a 3’45” y ya veremos.

Maravillosa pista de Sabadell


Y esta semana, que finalizaba con el campeonato de Catalunya indoor vet M45, volvía a bajar volumen (95k) y mitigar cargas: dos 3 miles el martes en modo inyección de moral (9’58”-9’50”), un jueves con 2 x (1v rápida, 1v lenta) en la ecléctica pista de 365m de Tortosa, de 3 calles ¡y tartán! Añado masaje, pesas y PreHab, todos con vocación semanal. Y tras un domingo soleado de invierno con paseo marítimo de 1h para activar, comida ligera y pronta y dirección a Sabadell. Todo pasa muy rápido. Calentamiento a conciencia, dejo el Garmin por razones obvias en la bolsa y disparo de salida. Las 2 primeras vueltas me encuentro extraño en la pista pero me voy situando y comienzo a sentirme cómodo. Lucho por las medallas, se van dos jóvenes del 70 inalcanzables y me quedo junto a otro atleta. Y van cayendo las vueltas hasta que a falta de 2 me veo fuerte y de bronce. Última curva y evito que me pasen, casi es mío, solo hay que abrirse pícaramente hacia la calle dos…pero en justa ley me pasan como un obús, quedando cuarto. Ya dije yo que el año de los pódiums sería compensado. Me cantan la marca (9’19”98) y me da un subidón, subidón. 5” menos que al año pasado, temporada en la que venía desde abajo (series de 400m a 1’8” y miles por debajo de 3’). Frente a esta que vengo de arriba (las 16 semanas maratonianas). Sigo aprendiendo.

Ese talón...p'arriba!


Nos vemos en Cambrils, Anoeta y Barcelona.

Luchando


¡Saludos!