I survived to Behòvia 2009

dilluns, 9 de febrer de 2015

Resituándome.




Categoría: marco incomparable
Las almas gemelas hacen mil series diversas. Sus corazones, los nuestros, bombean harmónicamente y sus espíritus, los nuestros, surfean su estela. Espíritu kalenjin.

Las almas gemelas pueden ir rozando los 3’ por kilómetro o explicándose sus vidas. De vez en cuando cenan y siempre sueñan de serie en serie, de tempo en tempo, con cervezas eléctricas.

Cuando descubres a las almas gemelas no quieres rendirte, deseas morirte con las voladoras puestas. O con las neutras. De sobredosis de asfalto, claro.
Luchando, que es gerundio
Tras la breve frustración vírica y maratoniana debía resituarme. Los planes que tenía de reconstrucción no eran necesarios; físicamente no había sufrido el desgaste supremo de los 42k pero mentalmente sí que estaba como vaca sin cencerro. Así que me aferré a mis almas gemelas y esperé a que la respuesta aflorara. Solo tenía claro que no iba a seguir con el entrenamiento maratoniano específico. Este periodo había finalizado.

A lo largo de estas 3 semanas la respuesta ha ido diseñándose hasta encajar perfectamente con el momento presente. 3 semanas de lucha contra el viento, contra la pereza y de reconstrucción de la moral guerrera, esto es, de la confianza. No son ya los números quienes manejan mi día a día sino que me he dejado llevar por el epicureísmo atlético.
Fenómenos naturales y cervezas pendientes
De la primera semana (97k) destacaría un par de kilómetros rápidos al final de un rodaje como primer anclaje de autoconfianza y 12k en progresivo (6k de 4’ a 3’10” + 6k a 3’50”) que se malbarataron (para bien) por mor de los hijos de la anarquía.

De la 2ª (104k) destacaría la vuelta a la normalidad. Antipasti de mis series favoritas (3k-2k-1k) el martes, entrenaco el jueves de mucha calidad y volumen (18k dando vueltas a la pista solo de calidad) y domingo muy cansado de salida, contra el viento una vez más, de 24kms (6k a 3’39”-12k a 4’4”-6k a 3’42”).

Y la que acabó ayer (100k), que finalizaba con una media en mi ciudad natal, Tortosa, a la que quería llegar fresco así que la calidad se quedó en el martes con un 3k (10’31”)-2k (6’39”2)-1k (3’5”9), recuperando 2’ y 1’. El resto de días rodajes, masaje y día semanal de gimnasio.

All Black abrigado hasta las trancas
Algo de cansancio y desnutrición (o cuando el servicio del hotel se vuelve a los tiempos de Cuéntame, 1ª temporada), algo de pérdida del ritmo de competición tras 2 meses sin imperdibles y algo de vejez acumulada, estos es mis sospechosos habituales, hizo que ayer no corriera a gusto, así que tocaba tirar de neuronas cuando a los 8k me descolgué del grupo de cabeza. Sin mirar en ningún momento el crono, ni para atrás, aferrándome a la larga estela de mi predecesor, luché por mantener mi dignidad. Al final, satisfecho dadas las circunstancias con mi 6º puesto y la hora 15’20”. Cuatro almas gemelas entre los seis primeros, seis entre los doce, ¿qué más podemos pedir?

Mi calendario inmediato, antinatural y divertido, conlleva dos 3 miles indoor de veteranos, una media en Cambrils y la maratón de BCN, donde veremos cómo llegamos y qué hacemos pero con muchos sueños por cumplir…junto a mis almas gemelas.

¡Saludos!