I survived to Behòvia 2009

dilluns, 21 d’abril de 2014

Meb.

I love this game


Al final, era la épica. 

En Paris, nos iluminó un Bekele elegante (talones acariciando glúteos, una y otra vez), vencedor en una carrera de diseño que nos mostró más de un futuro que soñamos que del presente, siempre denostado.  

Londres, la city, un 25% del PIB inglés que al tiempo que nos arruina con sus derivados nos alegra el circo pagando a los mejores gladiadores. Fuerza y honor para el imperial Wilson Kipsang quien sabía desde el primer metro de su segura victoria. Es el mejor de la temporada. ¿Quién puede acabar hoy a 2’50”? ¿En 29’ los últimos 10? Bien por Mo Farah, que no semos tribuneros y por ello levantamos el pulgar con admiración. De 3’28” a 2h8’21” en 9 meses.

Y además ganó.


Patriot’s day. Tercer lunes de abril de un año después. Siempre estuviste ahí. No valdrán tus récords, pero eres la Historia y hoy se ha escrito otra página. En Boston hemos contemplado la épica. Shalane ha luchado una vez más hasta el límite por ganar en su casa. Ese bronce olímpico que cambiaría por una victoria en Boston. Arrojada, Prefontaine’s style, a un ritmo infernal, suicida allí, no ha podido con todas pero ha demostrado el porqué de todas las expectativas. 2h22’02” y ayudando a que Rita Jeptoo (excepcional: ella y Kipsang nos han enseñado que hoy las Majors las gana quien es capaz de acabar un maratón a ritmos por debajo del récord del mundo) y la etíope Deba hayan roto las 2h20’. Aunque también las ganan los valientes. Y hoy Mebraton Keflezighi (39 años, una vida ejemplar que conté aquí) ha estado brillantemente audaz. 



Esta foto debería estar en el MOMA
Se ha ido con seguridad, ha volado por las colinas del sinuoso recorrido y con una fuerza mental clave en su victoria ha mantenido la distancia (e incluso incrementado) del ataque del keniata Chebet, que desde los 70” se había acortado a los 6” en un final que ni los guionistas de Homeland (ni los de True Detective) se hubieran atrevido a escribir. Personal Best, 2h8’37”. 1ª victoria norteamericana desde 1983. Emocionantes victorias también en silla de ruedas. ¡Qué día!


El mundo es para los valientes


Y si lo vas comentando vía Watts ni os cuento cómo se disfruta. 

GoMeb, RunMeb! God save him.

¡Saludos!

Gran Shalane, no me olvido de Desi (2h23')

3 comentaris:

C.A.Francoli ha dit...

Dudo que le haya servido, pero nosotros le hemos empujado via whatts a a la victoria. Hoy ha sido un gran espectáculo y una fiesta del atletismo. Boston se lo merecía. Peio.

Jesús Francisco Aguilera Moreno ha dit...

Fantástica la jornada bostoniana, aunque me pillara de lleno haciendo series de 400´s.

Me alegró enormemente la victoria de Meb. Simbolismo total y absoluto. Y me llena ver que atletas a los que llevamos en el corazón lo dieron todo para lograr su sueño. No pudo ser, pero podrá serlo. Ya lo dijo our blonde marathoner: orgullo del trabajo hecho. Eso.

Un placer pasear por aquí, atleta de largo recorrido.

Un abrazo

P.D. En este puñetero país seguimos teniendo cosas que aprender de los gringos, quién lo diría, jejeje

Ferran ha dit...

Peio, nos lo pasamos en grande XD! casi ya una tradición.

Sr Jesús, se le echó de menos en esta edición pero llegué de su tierra 5' después de la salida femenina y ya no pude hacer grupo.

Abrazos!

PD: por supuesto nos dan mil vueltas en casi todo...allí no permitirían a nuestros políticos, no pondrían a una dopada como senadora...