I survived to Behòvia 2009

dijous, 3 d’octubre de 2019

Camí a València (3)


Llegando al ecuador de la preparación me surgen una serie de reflexiones, sobre todo al compararme con la que realicé para Barcelona 2019, en la que llegué al inicio del periodo específico en plena forma y fue la mejor por volumen y calidad pero muy solitaria -excepto por las tiradas largas-. Había cierta inspiración Canoviana.
Tras las tiradas largas a ritmo


En este nuevo camino noto que voy a remolque del estado de forma superior de mis hermanos kalenjis. Como si llevara algunas semanas de retraso con respecto a ellos. Pese a todo, los martes en la pista son impagables y siento que llevo mi cuerpo al límite y más allá. Y recuerdo que en mis otras aproximaciones maratonianas con mis compis bajé hasta 5 veces de 2h40’. En cualquier caso, nunca por estas fechas había hecho series a 3’20”, ni creo que en el ecuador hubiera llegado a este volumen así que seguiremos picando piedra y la media de Valencia nos ofrecerá una primera idea real de mi estado de forma.

¡Saludos!

Semana 5. 16/9-22/9. 130 kms
Mt: 6 x 1k (3’23”-3’20”-3’24”-3’22”-3’22”-3’26”) + 2 x 800m (2’41”-2’41”); (177màx)
Jue: 3 Lloritos x (1k Up – 1k Down); (4’13”-3’49”-4’14”-3’53”-4’12”-3’34”); (173màx)
Sáb: 20k a 3’59” (160avg)

Semana 6. 23/9-29/9. 139 kms
Mt: 15 x 400 a 1’14”/1’15”; Rec1’;
Mie: 23’4kms a 4’32” (141 avg)
Sáb: 25k a 3’58” (158 avg)