I survived to Behòvia 2009

dissabte, 1 de juny de 2019

Campeonato de España máster de media maratón. Ortigueira-Cariño, 25 de mayo de 2019.

A falta de fotos...


Conocí en persona a Luís del Águila en junio del 2011. Seguía su blog desde unos años antes y entonces ya era alguien a quien admiraba, un atleta que entrenaba a un muy alto nivel produciendo unos resultados acordes, incluyendo algunos récords de España. Hizo de la necesidad virtud y de la crisis aprovechó oportunidades que le llevaron a darnos a conocer las bondades del rendimiento neuromuscular. Pero fue en 2016, cuando tras leer un artículo suyo, le escribí inmediatamente porqué quería entrenar la fuerza con él. En aquel artículo explicaba cómo había ganado el 3000 indoor tras salir de una operación de rodilla: con un último 1000 que fue el más rápido desde su recuperación, series incluidas. Me impactó su eficiencia.

Tras Polonia, me costó encontrar la voluntad suficiente para volver con el pico y la pala. Además, un estornudo desafortunado me impactó en la cara justo el viernes de Dolores y tampoco sumó con sus días febriles y sus semanas de mocos. Racionalicé el presente inmediato y vi que entre abril y mayo, si conseguía empalmar cuatro semanas buenas de entrenamientos, podría recuperar cierta chispa.  
Y a ello me puse, añadiéndole además un entrenamiento que fue idea de Luís cuando preparaba Comrades. Series de 1k en subida (4,5% de desnivel), recuperando en la bajada a 3’50”. Son entrenamientos bastante odiosos que sientan de muerte. 6 subidas (12k), 7, 5, 4 y 3 en cinco semanas consecutivas. 25 Lloritos con sus 25 bajadas. La última semana, una sesión con 4 de mil a 3’21” más un 4.000 a 3’27”me devolvió al punto donde había querido ir.

Perfil bonico


Tras volar a A Coruña y conducir hasta Cariño -nombre inmejorable- solo quedaba cuidar los detalles. El circuito era point to point, des de Ortigueira a Cariño. Un recorrido precioso que me retrotraía a Washington State, con sus bosques acariciando las bajas mareas de las Rías Altas en un entorno verde esmeralda. Esta media maratón podría ser la Behobia gallega, ahí lo dejo. El recorrido era de unos 11k rompe piernas más un puerto de montaña que conducía hasta Cariño. Mi idea era ir a buen ritmo en la primera parte y ser más agresivo en el puerto. 

Tras la salida, los dos objetivos clave eran no caerse y calcular dónde estaban mis adversarios de grupo de edad. A pesar de algún cono peligroso enseguida controlé a quiénes seguramente nos disputaríamos el podio. Y uno de ellos se me iba, ligeramente.

Podio M50


Pasado el km 5, me sorprendía que los primeros estaban aún muy cerca, a unos 80 metros. Y no se acababan de ir, añadiendo cierto estrés adicional. No había mirado ni un parcial y así seguiría pero me veía cómodo. Aceleré un poco más el ritmo y cacé al primero de mi categoría. Éramos un grupo de 4 atletas, los 2 primeros de M50, un M45 y un M40. Seguía muy fácil y en las pendientes notaba que iba más sobrado que el resto. Mi estrategia se consolidaba: atacaría en el puerto. Pero pasado el km 11, en uno de los relevos que doy veo que mi rival se queda así que doy gas y comienzo a irme a por el oro.

Subimos, bajamos, recogemos algún cadáver, nos pilla algún joven, nos separamos…el camino hacia Cariño, con viento de cara, cada vez me es más familiar y sé que llegado el 20 habrá una larga bajada que me llevará a meta. Finalmente llega el 20, aceleró y a falta de 300 metros oigo la respiración de un atleta que viene, me giro y no lo puedo creer: ¡es mi rival de categoría! Tan pronto me alcanza mi mente decide que si me quiere ganar deberá vomitar sangre. Pego un cambio brusco y me voy unos metros que aguanto hasta meta. 

La segunda sorpresa y mucho más agradable es el reloj del arco de llegada. ¡Voy a bajar de hora quince! Me parece increíble con este perfil y me llena de confianza para el próximo otoño, con el pack de media y maratón de Valencia. Un must en toda regla. ¡Y el último mil de la media en 3'8"! Cuando la serie más rápida había sido de 3'17". Espíritu Luís.

Este domingo un 5000 en pista y vuelo hacia Sudáfrica, me espera una deuda con la versión Up de Comrades y cerrar su ciclo.

¡Saludos!

2 comentaris:

Dioni Tulipán ha dit...

Impressionant Ferran!! Sempre dic lo mateix, però no és per menys. Els humans no entenem com pots (amb 52 tacos) motivar-te durant tant de temps, amb entrenaments impossibles i agòniques, i seguir patint i patint...

La resposta està segurament en el merescut resultat final. L'OR!!

I amb un "tiempazo" que déu n'ho do.

Going for 'Silver' in Comrades?

Una abraçada de un fan incondicional!
Dennis.

Ferran ha dit...

Gràcies Dennis! 6d més i final de temporada! Ja veurem Comrades, no tinc cap objectiu més enllà d'acabar. L'esforç que havia de fer per lluitar per un sub7h era excessiu fins i tot per a mi, ara mateix.

Abraçada!
Ferran