I survived to Behòvia 2009

dimarts, 27 de maig de 2014

Uno de los nuestros.



¿Nos une algún vínculo esencial a los corredores? ¿Somos mejores personas? No lo sé, pero sí creo que el esfuerzo diario, compartido, en soledad, el sacrificio, el trabajo hecho desde la dignidad, por el valor de conseguir lo mejor de nosotros mismos nos hace crecer y de eso trata nuestro deporte, a nuestro nivel. Aunque no todos lo entiendan.



Xavi es uno de los nuestros. Un corredor. Con su vida, como la nuestra, con sus alegrías y sus problemas. Y hace poco sufrió un accidente que le tiene ahí, no sabemos si ausente, debatiéndose en la carrera de su vida. Desconocemos en qué punto estará su meta pero sí sabemos que los suyos (que somos todos nosotros) le están animando con tanta fuerza que él, desde la inconsciencia, que no sabemos, ya está haciendo mucho por todos nosotros. Su dolor, que es el nuestro, nos hermana. Nos hace a todos un poco mejores. Y eso se lo debemos ya. Y soñamos en el día en que se despierte y se lo podamos contar, si no lo sabe ya.

El domingo, en una clásica de Tarragona, nos abrazamos y corrimos por él. Corrimos con él. Corrimos gracias a él. Fue nuestro modo de mandar aun más fuerza a su familia y a Xavi, y agradecerle lo que está haciendo por nosotros. Y soñamos con el día en el que seguro, aquí o allá, volveremos a rodar todos juntos.

Un fuerte abrazo a su familia y a sus compañeros del CA Francolí, que somos todos nosotros y vosotros también, lectores.