I survived to Behòvia 2009

dimarts, 11 de febrer de 2014

L’ofici de viure.

Sin nervios

El oficio de vivir, traducido bruscamente, es un programa de la radio pública catalana que sigo con devoción. Seguimos, ya que solo el año pasado sus podcasts tuvieron 6 millones de descargas. Versa sobre el autoconocimiento, las emociones, desde un punto de vista holístico, integrador. Eligen un tema y diversos profesionales y un moderador nos lo aproximan. Conviene escucharlos varias veces, apreciando los matices, aprendiendo.
Sin ir más lejos, los últimos meses han hablado de la ansiedad, de los efectos beneficiosos del correr y del yoga, de la meditación, del perdón, del no darse demasiada importancia a uno mismo, de la revolución dulce, de la postura corporal, de la hipnosis, de la programación lingüística o de la abundancia, concepto este que desconocía. Simplificando diría que hay que saber encontrar nuestra propia abundancia, desde dentro y proyectarla a los demás. Ser coherente en nuestra vida con los principios que la rigen. 


El nuevo puente rojo.


De lo mucho que nos puede servir esta crisis sistémica de final de ciclo es que nos ha puesto un espejo que nos ha enfrentado la imagen (pasada) de nuestra estupidez. Y de ahí es fácil mejorar.

Y abundancia es lo que siento en este periodo atlético. Por el ambiente creado en los entrenamientos y en las competiciones. Luchar con uno mismo con la ayuda de los demás en un reconocimiento mutuo de los esfuerzos invertidos. Aprender en todo momento y de todos. Alegrarse por los otros y sentir tanto sus logros como sus lesiones, sus frustraciones, siempre temporales, que también son las mías. Un presente continuo que nos hace mejores a todos.


Ni un minuto de descanso.


Y fruto de todas estas experiencias el pasado domingo viví momentos que me acompañarán siempre. Y puedo jurar que sumo muchos de igual intensidad en un pasado inmediato. Abundancia.


Km 13


Tras la maratón y siguiendo las lecturas Canovianas tocaba recuperar la fuerza perdida a base de Kipsangs. Así que sin descansar ni un solo día combiné rodajes de 30’ con gimnasio, en días intercalados, en una semana en la que las piernas dolían demasiado. Tras un masaje de descarga al que tardé demasiado en acudir volvieron las sensaciones. Y eran buenas. Notaba que mi cuerpo tenía mucha fuerza. Me tenía ganas. A los 10 días mis primeras series me confirmaron que estábamos ahí. 3 x 3k, recuperando 1’, en 10’26”, 10’12” y 10’5”. 2 días después un tempo de 6k que se asalvajó ligeramente yéndonos a los 3’25”. Y 3 días más tarde uno de los entrenos más bestias que nunca haya hecho. 15 x 400 a 1’11” recuperando 40”. Las últimas series las corrí sumergido en el dolor y me inyectaron la fuerza mental que te permite tutearte con el sufrimiento. Y más allá.


Inyectado en dolor.


Así que me planté muy tranquilo y lleno de confianza en la salida de la primera media maratón de Tortosa, mi ciudad natal. Una media con encanto, rápida y céntrica. 

La sensación fue de mucha velocidad desde el principio. Como siempre sin mirar ni ritmo ni tiempo aunque esta vez mi compañero de entrenos, Mr Ritmo (Periko, ganador de la MCD), lideraba y marcaba la senda llevándome en bandeja. 34’8” a los 10k (el reloj de meta no lo ignoré) y quedábamos 3 (Sergi, en no res no hi haurà qui et segueixi). A los 13 ya éramos los 2 y, por mi parte, con sensaciones que a posteriori el gps contradijo, siguiendo la maestría del futuro ganador quien me animaba constantemente y quien en el 19 me anunció que rozábamos la hora once. Luchamos contra el tiempo en medio de los ánimos de tanta gente y, a 1 mes y dos días de cumplir 47 años, rebajé mi marca personal (del 2002) hasta 1h12’3”. Hay vida más allá de.


Casi...hora once!


La sonrisa sigue instalada en mi cara y ayer, a las 6 de la mañana (único momento del día en que podía), salí a soltar piernas 30’. A seguir picando piedra que febrero y marzo prometen. Próxima parada, nacional de media Vets en A Coruña.

¡Saludos!



Felicitando al alcalde por apostar por una gran media por el centro de la ciudad
  
PD: agradecer a los diversos autores sus fotografías.

Volando junto a Periko

3 comentaris:

Zoraida ha dit...

Chapeau! Per moltes coses

ximo ha dit...

Enhorabona, no sabia que erets nascut a Tortosa. Deixo un enllaç amb una foto de l'altre pont que penso et farà gràcia.....

https://lh4.googleusercontent.com/-fj1b3WybUog/UveXrBGAtpI/AAAAAAAAZg0/ll1e7ZgRbBM/s912/DSCF7231.JPG

Ferran ha dit...

Amb molt retard, i us demano disculpes per això...moltes gràcies!!
Zo pels ànims i Ximo a més per la foto.