I survived to Behòvia 2009

dilluns, 12 de setembre de 2011

Happy eighties.

Abas volando en las pistas universitarias.

Entré en la década de los ochenta con doce años y salí con 22. Así que obviamente puedo decir que fueron los ochenta años decisivos en la formación de este hombrecillo que hoy soy y en los que viví muchas experiencias que me marcaron a fuego. Luego vinieron más, como a todos, algunas muy fuertes, y como decía la madre del escritor Javier Cercas: “que Dios no nos mandé todo aquello que seremos capaces de sufrir!”.

Rumbo al pódium olímpico
De las buenas me acordaba el otro día al leer en el gran blog de Franfri la entrevista con Andreu Novakosky, donde este se declaraba seguidor de la vertiente más romántica del atletismo. Esos años británicos que enlazan a los grandes de su mediofondo, desde Sir Roger Bannister a Sir Sebastian Coe, pasando por mi favorito (sin desmerecer a los otros) Steve Ovett.

Roberto Cabrejas
Así, invadido por la nostalgia, me acordaba de mi primer año en Barcelona. Era la temporada 85/86 y entrenaba en las pistas universitarias. Allí estaban cada día picando piedra -que es una expresión que creo refleja bien nuestros andares sudorosos y atléticos por el mundo-, Javier Moracho, Carlos Sala (ambos olímpicos, una y otra vez, en 110 vallas), Roberto Cabrejas (qepd) a quien vi saltar 2m20 entrenando, Antonio Corgos –qué poco se valoraron sus 8,23 en longitud tantos años atrás- y, sobretodo, a José Manuel Abascal, bronce olímpico en 1500 en LA’84. Allí estaba todas las tardes, tras su rodaje matutino, a las órdenes del Sr  Gregorio Rojo –un Señor- quien cronómetro en mano siempre estaba a pie de pista cantándole los parciales. Le he visto dar vueltas y vueltas a 1’8”, hacer series tan brutales como para después caer roto al suelo, casi muerto. Un crack, una leyenda, un mito para este post-adolescente que entonces era. Lástima de mi timidez enfermiza de aquellos años, ahora mitigada, porqué habría podido aprovecharlo más…



Chico malote con camiseta de la URSS en plena guerra fría

Ese año reventé el cronómetro (con 19 años: 15’19” en 5k, 9’20” en 3000 obst y 8’40” en 3k). Revisando ayer mis entrenos de la época, que guardo en una libreta con un adhesivo que dice Hem fet el cim (celebración de los primeros catalanes que hollaron la cima del Everest en 1985, uno de los cuales es hoy casualmente vecino mío) y la conclusión es qué grande es ser joven para aguantar sin lesiones tales palizas. Cada miércoles series de 400 y los viernes de 1000. Acabando la temporada con 12x400 a 1’5” y 6 x 1000 a 2’55”, con una cifra minimal de volumen que raras veces superaba los 50k…

Vuelta al 2011, semana de carga con salida trail, rodajes con todas las cuestas del mundo y un par de Boston simulators para algo menos de 90k. La 1ª parte de la semana iba sin cadena hasta que el cansancio acumulado me pasó su recibo para llegar agotado al domingo donde me fui a una carrera de 5k que disputé en modo entreno de calidad. Aun así, 3º. Más contento que unas pascuas.

Algo me dice que esta semana será parecida y le añado la toma de decisiones sobre Boston 2012…hasta el domingo tengo el dorsal asegurado y no sé qué hacer…

Saludos!

11 comentaris:

robert tarragó ha dit...

Endavant Ferran, et van quedar uns deures per acabar, no? i tu en tens ganes, no? doncs, no t'ho pensis me i endavant, això serà per sempre!!

Marc Roig Tió ha dit...

Compra, compra, compra...

Anònim ha dit...

Como tu, desde mi perspectiva fue una época fantástica. Corresponden a las edades en que, normalmente, somos mas felices.

Eso si, tambiñen es la década de las hombreras, los crepados, las primeras pelis de Almodovar, los Duran Duran (crepados y hombreras elevados a 10 en el cine y la música), el naranjito (y el osito Misha), las camisetas del MundoBasket del Cola-Cao. Y no olvidemos los dos principales símbolos eróticos: Sabrina y Samantha Fox (que tuvo un romance con un torero que comparte dietista y/o dieta con Alejandro Sanz). En fin, década feliz pero en algunos puntos, un tanto gore,je, je.

Saludos,

Jorge

Ana ha dit...

¡Quítate la espinita! :)

Ferran ha dit...

Robert, Marc, estic entre el carpe diem i l'anticipació de futures retallades sobre els funcionaris...tic, tac, tic, tac...

Jorge, fueron años de rock, drogas y poquísimo sexo a pesar de ser donde más centraba mis objetivos en esa época :((
Lo de Rafi camino nunca lo he entendido. Sí por ser matador pero habiendo tantos donde elegir...en lo de la dieta me has pillado y mira que sigo con interés todos estos temas...que no vuelva Kiko Hernández XD!
¿Dónde estaría yo cuando las camisetas del Mundobasket? No las recuerdo, quizás por que me quedé en Héctor Quiroga...

Saludos amigos!

David ha dit...

Recuerdos de una buena vida compañero

Dioni Tulipán ha dit...

Nostalgia, añoranza...vida !!!
Sí, fueron los mejores años, y en tu caso con registros impresionantes.

A ver si en breve recuperas los 15:XX en 5000, y más importante, salir ileso de 4000 kms en esta nueva temporada.

Siempre un placer leer tus flash-backs!!

Guillermo ha dit...

Fantástico el post!
Gallina en piel, como diría Cruyff.


Salu2-G

Ferran ha dit...

Gracias David, buenos recuerdos ahora, desde la distancia que nos otorga la nostalgia.

Dennis, por ello entrenaremos más y mejor. De momento pinta muy bien...próximo post.

Gracias Guillermo!

Saludos!

Franfri ha dit...

Muchas gracias por tu alusión y enlace. Se echa de menos ese atletismo, se vivía de otra forma, todo tenía otro aire, pero bueno ...

Un abrazo. Si supieras quién tiene mi entrevista sobre la mesa ...

Ferran ha dit...

Aaaarrgggg! Prefiero el suspense...

Saludos!