I survived to Behòvia 2009

diumenge, 4 de setembre de 2011

Dos momentos.

The king
Salomon Power
Entrevista con Kilian Jornet en Catalunya Ràdio. Acaba de ganar épicamente (de otro modo es imposible) la UTMB. 170k rodeando el Mont Blanc en poco más de 20 horas. En una entrevista inteligente (¿soy yo, o cada vez cuesta más encontrar un periodismo en condiciones?) le preguntan que cuente dos momentos mágicos de la carrera. El ejemplar Kilian explica que uno fue al amanecer cuando lentamente la luz iba mostrando los espectaculares paisajes por donde corrían. El otro, tras 120k, cuando se plantean la posibilidad de una llegada conjunta de los 4 amigos que hasta ese momento iban codo a codo: Karrera, Heras, Chaigneau y él mismo. Y demostraron que no iban de farol al esperar a Heras cuando éste intentaba recuperase de una tendinitis imposible.

Dientes, que se vean los dientes
 
Tweet de Juan Carlos de la Ossa vía Ignacio Romo: si Mo Farah se hubiera esperado 100 metros más en atacar habría ganado el oro en los 10.000. He vivido, a nivel comarcal, la misma ansiedad que perdió a Mo. Sabes que estás tan bien, que eres tan superior a tus rivales (o eso crees) que en la obsesión por confirmar la victoria te equivocas y un rival en tu nivel te aplica una cura de humildad. Y como toda cura de humildad le vendrá de maravilla para luchar por el oro de verdad, el olímpico en su país de adopción. Aunque los etíopes Jeilan y Bekele no se lo pondrán fácil.
Poema visual
Actualización Mo: el texto anterior lo escribí ayer sábado. Viéndole ganar hoy los 5.000 (grande Lagat!) Farah se ha resarcido de la plata en los 10.000. Camino abierto a Londres.

Entrenos: 6 sesiones para 85k muy ondulantes. ¡Dejad que la fuerza inunde mis cuádriceps¡

Saludos!

3 comentaris:

Dioni Tulipán ha dit...

1º - Kilian. Sería un fraude (bienintencionado, pero con mal sabor de boca para los que queremos que gane el mejor...por eso se compite, no?). El vídeo que nos dejó Piernas dejó claro que Kilian jugaba con sus "rivales"...por darlos un nombre..
El francés dijo -desesperado- que el Kilian estaba haciendo un entreno. Esperándoles cada dos por tres y sin apenas despeinarse... no comments.
Debe de ganar. Lo triste es que sabiendo lo que le gusta ganar, que este ni siquiera fuera una competición para él.

2º - Mo Farah. Impresionante forma y mejora. No sé donde lo leí, pero es ciertamente triste -muy triste- que un país que se propone a hacer una JJ.OO. que ni siquiera es capaz de emitir medio minuto del mundial en la tele... y tenemos la 1, la 2, TDP..etc.. Muy triste, especialmente para los que no tenemos Eurosport.

3º - Buenos propósitos, 110 kms/semana, y evidentmente no pasa nada si descansas un día (sin preaviso). A tope!!!

Franfri ha dit...

Respecto a Kilian, magistral, sin duda. Yo jamás he visto mal eso de esperar a alguien para entrar de la mano o para hacer la carrera juntos. Sí, ellos corren para ganar, pero también son dueños de sí mismos para decidir cualquier otra opción que no contravenga las reglas del deporte.

Respecto a Mo Farah, tal vez sí que se equivocó, pero esa fue su opción, su mejor opción en ese momento, la que él creyó acetada y más próxima a darle el dorado éxito. Tenía ansias de ganar, no creo que afan de demostrar su superioridad. Para mí ha sido una de las imágenes (doble) de este mundial.

Ferran, espero en breve poder soprenderte en mi blog con uno de los protagonistas de tu entrada de hoy).

Un abrazo

Ferran ha dit...

Dennis, parafraseando a Juan Carlos Granado, entrenador de Rafa Iglesias, para ser como Kilian hay que entrenar como Kilian. Siguiendo sus entrenos por el FB se comprueba que difícilmente alguien entrena tanto como él (añádele su temporada de esquí de montaña) y de ahí su dominio brutal.

Franfri, ya me he puesto tenso con lo de tu blog (que acabo de leer: Andreu). Lo de sentirse superior Mo no lo pienso como despectivo sino que era tan favorito con sus 26'45" que quizás le pudo la ansiedad y atacó un pelín pronto (alguien que le aguanta y gana a Lagat un esprint!). De todos modos cuando une pierde tras correr en 2'26" el último quilómetro tiene el perdón divino.

Un abrazo desde la tierra de Natalia (mi concejal de deportes, por cierto)!