I survived to Behòvia 2009

divendres, 18 de març de 2011

Popeye’s way.

Cuando el fisio de mi vida pronunció la palabra anemia, vi la luz. Tenía que serlo. Llevaba desde febrero sin buenas sensaciones, algo apático y muy diesel. Entrenaba igual pero parecía que debía invertir un esfuerzo muy superior para obtener rendimientos similares a los del 1r trimestre. Anímicamente tampoco era el mismo, aunque los que me conocen saben que nunca he sido un gran militante de la alegría de la huerta, yéndome como me va la vida -cero quejas-, no tenía lógica la tristeza que me embargaba en ocasiones. Leí un artículo sobre el sobreentrenamiento y me identifiqué con los síntomas. Y aunque esté entrenando como nunca antes lo había hecho –en el pasado vivía de las rentas de mi propia juventud-, sabía que no había razón para ello.

Comencé, siguiendo su consejo, a tomar hierro en formato Hemaplex II, Recuperation y proteínas vegetales y a los 10 días ya era otro. Más animado y con mucha más fuerza –aún no he vuelto a pillar el punto de diciembre, cuando las piernas se me iban solas, pero ya llegará, tapering mediante…- , volvemos a la senda de Boston con margen para que todo haya sido una lección bien aprendida. Los análisis confirmaron el principio de anemia con unos valores de hematíes de 3.780.000 (mínimo 4.000.000); hemoglobina 13,1g/dL por 13,0; un hematocrito del 38,4% que para sí hubiera querido Juanito Muelegg en Salt Lake City…en fin, que la pillamos a tiempo. Por eso, 35 años después he comprendido lo de Popeye con las espinacas. Esos dibujos animados de 1ª generación que nos tragábamos en los setenta, cuando llegamos a intuir el manga –Mazinger Z-, y cuando ni de lejos nos imaginábamos a los necesarios embajadores de lo políticamente incorrecto como Los Simson, Family guy o Shin Chan. Y ya no digamos desde la invasión de lo digital, que ha conseguido mi conversión al cine de animación; lo cual, viniendo del intelectualoide documental, del que no reniego, ya tiene su mérito, pero es que se es mucho más feliz tras ver grandes obras maestras como Wall-E o, a pesar de su título, Lluvia de albóndigas. Del documental de Bansky, que vi ayer, y que es GENIAL, hablaré otro día.

O sea, que he corrido en 1h16’ y en 35’ bajo la anemia. Eso me anima. Seguiré cincelándome en los entrenamientos en estas 4 últimas semanas moustachianas. Mis entrenamientos van muy bien. Una semana pasada >90k, con 8 miles a 3’20” recuperando 1’ más un rodaje de 24k a 3’54” y en esta que estamos, camino de 100 si cumplo, con dos días seguidos de carga –montaña bajo la lluvia- y series de 1k y 3k con un p… vendaval –definitivamente odio el viento con todas mis fuerzas- acabando con un quilómetro en 3’16” y recuperando muy poco, menos de un minuto. Bien.

Un saludo amigos!

PD: acompaño la crónica con fotos de la tirada larga más cara del mundo; 50 leros por 30 quilómetros, pero que pagué gustosamente porque quería ayudar a un amigo y además, correr la nueva maratón de BCN, no tiene precio. Corrijo: blogger no permite su carga; como tengo ganas de publicar el texto ya modificaré la entrada más tarde.


6 comentaris:

Marc Roig Tió ha dit...

El problema de las espinacas es que tienen mogollón de fitatos, que reducen la absorción del hierro hasta el 1%, pero de todos modos es un gran alimento.
Ànims, que ja queda poc!!!

aguila ha dit...

Los catxels ( berberetxos) porten molt ferro, i estan molt bons!

Ferran ha dit...

Marc, me recomendaron un hierro más "biológico" que "farmaceútico" porqué del 1º se absorbe más y mejor. Estoy con el Hema Plex II. Estaba tan bajo que necesitaba una ayuda más potente que la de Popeye...el hígado encebollado, vale, no? Ñam, ñam...

Montse, amb una tirada de 54k imagino que ja prendràs suplements, no? Encara que sigui per a que no et maregin familiars i vltants :)) catxels, no coneixia la paraula. valen les cloïses?

Salut i quilòmetres!!

Dioni Tulipán ha dit...

Ostras Ferran,

Me alegro de que lo hayas solucionado.

La verdad es que mis síntomas son similares a los tuyos (llevo un desánimo general tremendo, si bien la inercia me sigue empujando dentro de lo satisfactorio), pero en mi caso el médico me ha dicho que estoy perfecto.
He visto que los leucòcits están a 3,7 (mínimo 4) pero me ha dicho que no tiene importancia...
De hecho, SIEMPRE los tengo por debajo de 4.

Bueno, fueron 50 leros, pero liderar una maratón...desde luego no tiene precio !!!!

A tope con los entrenos y a tope en Boston !!

Ferran ha dit...

Pues Dennis, no sé que decirte...creo que deberías hacerte un análisis más completo para descartar una anemia, no?. Un tiempo con fatiga puede ser normal -hoy estoy especialmente cansado, por ejemplo- pero a la que pasas de las 6 semanas debería movernos a averiguar qué nos pasa...

Un abrazo!

PD: me quedan 4/5 entrenos claves y ya está todo el trabajo hecho!

Dioni Tulipán ha dit...

Ferran, con 2 críos enfermos (bronquitis, etc... todas las noches con vómitos, gritos, etc) no consigo dormir más de 4÷5 horas al día... quiero creer que es el motivo.

Además, me encanta la Panga, de piscifactorías de Vietnam, que suele estar bastante cargada de Mercurio. Creo que de metales pesados debo estar bien servido :-)

Ya te queda menos !!! A saco !!!