I survived to Behòvia 2009

dimarts, 28 de desembre de 2010

Happines.

Aprovecho la pereza que me generan unos trabajos pendientes para recuperar el tiempo perdido y postear un poco más.

Obviamente correr me da mucha vida pero me ha quedado claro, en estos años de lesión, que no hacerlo tampoco me la quita. Quizás el sedentarismo sí que lo conseguiría pero no le voy a dar tregua.

Para mí lo más importante, tanto a nivel laboral como personal, es no aburrirme. Y en ello llevo 43 años. Y me va muy bien. Por eso, uno de los motores de mi vida es descubrir circunstancias que me sorprendan. Otro motor básico, el combustible, serian mis afectos, que son una parte fundamental de mi vida.

En una de las pocas conversaciones profundas que recuerdo haber mantenido con mi padre –qué pena que se fuera tan joven, lo bien que nos lo pasaríamos ahora…- me dijo: “Al no creer en Dios me aferré al marxismo. Hay que tener una base sólida a la cual asirse.” Me impresionó y aún hoy, años después, le sigo dando vueltas. Porque sin ser creyente ni comunista, ni padre añadiría, ¿a qué raíz debo aferrarme? Y siempre me responden mis afectos y mis descubrimientos, ya sean literarios, cinéfilos, series, musicales, escultóricos, gastronómicos, blogueros, paisajísticos, nuevas tendencias interesantes, etc.…y esta ha sido una semana grande.

Vía Pablo Vega consolido algo que había llegado a intuir: un chaval, del 90, mágico. No voy a decir nada más de él. Os dejo este video y posteriormente, cuando ya lo hayáis visto, pasaros por esta web -está en catalán pero si le ponéis cariño os será facil entenderlo. Mañana comenzaré a leer su libro (acostumbro, cuando estoy por BCN, a pasarme por la librería Altaïr; y un día, salía de la misma cuando entraba Albert a presentarlo, pero se ve que no era el momento…).

Media vuelta from Umbilical Produccions on Vimeo.







Vía Nacho Escolar, otro imprescindible, descubrí este comic: El arte de volar. Es la dramática vida de toda una generación que sufrió la barbarie de una guerra civil, y en su adolescencia como agravante, el exilio humillante en Francia, la resistencia a los nazis y la crueldad intolerable de los vencedores a su regreso. Lo regalé estas navidades y antes lo devoré. Es emocionante. Ganó este año el Premio Nacional del Comic y en el Salón del Comic de Barcelona se llevó 3 premios. Este sería uno de aquellos casos, viva la subjetividad, cuyo download está moralmente prohibido.




Os dejo con mi cantante del mes, la británico-nigeriana Asa y su tema Preacher man. Nunca mejor encontrado este título :)