I survived to Behòvia 2009

dimecres, 31 de maig de 2017

La aventura de los 50, 1a parte.



Y los sueños, sueños son. Y aunque la palabra me guste la abandono en los brazos de los apóstoles de la autoayuda, quienes la han prostituido en su afán por volverse millonarios y famosos. La cambio por ideas porqué de momento aún no ha salido el charlatán –Santandreu, saludos- que diga que si cierras los ojos el universo (¡entero!) conspirará para que se cumpla tu idea. Manda huevos.
Mi idea era visitar Etiopía. Vaga durante mucho tiempo pero que dos años atrás comencé a materializar. Y lo más sorprendente es que escribo estas líneas desde el hotel que tiene Haile en Hawassa. Inicialmente pensaba correr el maratón de Boston 2017 e intentar hacer un podio de mi grupo de edad, con los 50 recién estrenados. 

Para ello viajaría al Yaya Village donde entrenaría en altitud durante dos meses. La idea fue madurando y las circunstancias puliéndola –el extraño placer de Comrades, la experiencia contada en primera persona de Marc Roig en Etiopía- y finalmente decidí conocer parte de este país al tiempo que entrenaba con atletas locales y en altitud para después volar a Durban y enfrentarme a los 85k en versión Up. 

No sé si fisiológicamente me beneficiaré dela altitud pero si de la focalización, de la atmósfera limpia y de la experiencia.

¡Saludos!