I survived to Behòvia 2009

divendres, 9 de desembre de 2016

A vueltas con Proust.

Movember y Munich'72


Junto a mi hermana tengo el privilegio de poder asistir en plena madurez, la mía, a actos de reconocimiento y homenaje, en vida, de la obra poética de mi madre (añadiría también que también lo son de su carácter y trayectoria vital).

Además del orgullo que uno siente, además del modelo y ejemplo vital que representa y es, me permite ir conociendo su obra también a través de los ojos de otros, ampliando la visión, dándome más y mejores pistas para su interpretación.

Movember y Pre


Creo no equivocarme si digo que el poemario del último tercio de su vida incide en los recuerdos de la infancia y adolescencia, recuerdos de paisajes, de olores, de personas, revividos en la imaginación y en la realidad, analogías de viajes, instantes que devienen eternos en su/nuestra memoria. Magnolias, campos de jara, Extremadura…volvemos a Proust.

¿Unas cuestecillas? Rudy Chapa y Al Salazar


En mi Proust ocupan un lugar privilegiado las revistas Runner’s World de finales de los setenta y de principios de los ochenta (las vendí a peso, qué no daría yo ahora por ellas) y por ello y por haber leído desde diferentes ángulos las vidas de Bill Rodgers (Boston Billy), Alberto Salazar (The Rookie), Joan Benoit, Frank Shorter, Fred Lebow, Amby Burfoot, la carrera veraniega de Falmouth, Tommy Leonard y su taberna mítica de Boston…casi es como si lo hubiera vivido (y corrido) en primera persona. Munich’72, Pre, Boston Billy, el dominio de la gran sufragista del asfalto en el maratón femenino y su primer oro olímpico en maratón, el Duelo al sol…y no me canso de releer aquellas historias, sin duda alguna míticas y de eso trata Kings of the road. How Frank Shorter, Bill Rodgers and Alberto Salazar made running go boom. Aquellos años en que corrían pocos (pero cómo lo hacían) que fueron la antesala de lo que contemplamos hoy, atónitos, los que llevamos unos cuantos años corriendo. Destacaría por nuevos e interesantes los capítulos dedicados a la lucha contra el dopaje y la reivindicación del profesionalismo que sostuvo Frank Shorter gracias a su estatus de atleta de élite y abogado formado en Yale. Los que pillaron los días de vino y rosas de finales de los ochenta y los noventa están en deuda con él. Con ellos.
Algún año iremos a Falmouth


A nivel atlético, con ocho semanas a pleno rendimiento y sin molestias, con sensación de tener ya piernas, el puntillo, he entrado en el túnel del volumen superior a los 120 kms/semanales, cuando la vida gira en torno al correr –qué como, cuánto duermo-, conducta egoísta que durará hasta Reyes. Antes, el 18/12, correré la media de TGN con ganas de ver dónde estoy realmente y la hora catorce como objetivo.

¡Saludos!

1 comentari:

Dioni Tulipán ha dit...

Suerte Ferran en TGN!!

El temporal te ha regalado unas semanas extra de entrenos :-)

Siempre me entra la nostalgia cuando leo tus entradas.. y eso que nunca he estado en la zona cero del Running Boom Americano...
(Parece mentira que vendieras las revistas,y más a peso... otro Ferran habrá sido)

A seguir entrenando fuerte y a ver si llegas al Silver Medal en medio año.

Salut i Cames!!!