I survived to Behòvia 2009

dilluns, 6 de gener de 2014

MCD (-1)

El placer del esfuerzo y del sacrificio


Verbalizábamos en plena preparación maratoniana los sacrificios que comporta el nivel de entrenamiento que acometemos. Correr más de 110 kilómetros a la semana implica que el descanso, la alimentación y la vida personal giren alrededor de los entrenamientos diarios. La conciliación laboral, atlética y familiar es puro, y frágil, equilibrio.

Y pensando en todo ello me encontré un artículo sobre cómo pensar como un atleta de élite y cómo a partir de algunos de los rasgos que admiras en ellos (la confianza, la concentración, el compromiso) encontrarlos dentro de ti y desarrollar tu máximo potencial atlético. Me pareció un interesante manual de autoayuda atlética, ya sin ironías que soy budista, así que os añado un resumen de estas herramientas psicológicas que te (nos) permitirán desarrollar una mentalidad en la que puedas pensar, sentir y actuar como un campeón (ídem, sin ironías).


Afegeix la llegenda


Visualizar, imaginar el éxito. Ser capaz de verse a uno mismo satisfecho cruzando la meta con tu objetivo cumplido.

Pensar siempre en positivo (me lo aplico siempre cuando un día un entrenamiento no sale bien; me digo que lo importante de aquel día ha sido entrenar).

Disfrutar del presente (the journey is the reward), focaliza tu atención en la ejecución. Ignora las distracciones que pueden suponer otros corredores, el mal tiempo, el futuro…analiza tu carrera cuando esta haya finalizado, nunca durante la misma.

Entrena (y desarrolla) tu fortaleza mental realizando duras sesiones que no te gusten especialmente; rompe con la barrera del confort que nuestra sociedad nos proporciona y conseguirás ser mucho más duro (o dura, obviamente) y conseguir tus metas.

Ansiedad la justa. Aquella que te proporciona la tensión necesaria para superar tu reto, no más.

Busca tu estrategia para soportar el dolor cuando este llegue (la mía, recordar todo el trabajo, sacrificio y entrenamientos -esos miles, esos cuatrocientos- que llevo encima hasta llegar a este momento límite).

Evalúa tu progresión. ¿Qué haces bien? ¿Qué es mejorable? ¿Qué puedes cambiar para mejorar? Las posibilidades son variadas: dieta, gimnasio, volumen, preHab, yoga, pilates…
Desarrolla la amnesia selectiva. No te recrees en tus errores y focalízate en tus experiencias positivas entrenando y compitiendo. Camina con confianza hacia el futuro.





Y sin ser un atleta de élite sí que entrené como tal y batí mi récord personal de kilometraje semanal. Ahora ya en modo tapering, lo peor ha pasado. 

Lunes, 30. 18,5 kms. Soft trail.

Martes 31. Mañana: 9,9 kms. Tarde: 7 kms más SS TGN (6º official, 7º real. 7 kms a 3’23”) Muy malas sensaciones. Muy pesado.

Miércoles, 1. 11 kms.

Jueves, 2. Masaje y rodaje de 16,5 kms.

Viernes, 3. Rodaje de 17,4 kms.

Sábado, 4. Acompaño al test Antonio Serrano de 2 seis miles a una atleta que bajará de 3h. 20 kms con 6 a 4’13” y 6 a 3’47”.

Domingo, 5. Medio Canova’s day. Cumplí con el volumen pero no con la intensidad. 8h30’: 20,2 kms (6 a 3’37”). 14h30’: 17,8 kms (quería hacer series...)

Un total de 147,7 kms. Y sin darme cuenta he cumplido con uno de mis objetivos previstos en septiembre y que debido a diversas circunstancias había desechado. Un último mes con 120 kilómetros semanales de promedio.

Dejo para otro post otras reflexiones acerca del placer que para mí significa entrenar.

¡Saludos!  

3 comentaris:

C.A.Francoli ha dit...

Bien Ferran!! Después de leer la última entrada de Sosaku runner, ya veo que lo de ir de tapado no va contigo. A descansar un poco para tu gran cita!! Tendrás el apoyo de nuestro club. Peio

Dioni Tulipán ha dit...

Ferran,

Qué quieres que digamos... Wowww!! 150 kms!!

Has aprovechado bien las mega-vacaciones de profesor :-) (sin maldad eh).

Bien dicho, the journey is the reward..pero vaya journey el tuyo.

Ferran ha dit...

Gracias Peio! Ya he arreglado una joint venture Àlex-Mireia que se van a salir los dos!

Dennis, ya te llamo para encontrarnos el finde.

Abrazos!