I survived to Behòvia 2009

dijous, 29 de març de 2012

Road to Boston 5 de 8

Kathrine Switzer, se inscribió con sus iniciales y cuando vieron que era una mujer la echaron (1967). Creo que el de negro es Gallardón.
Definitivamente, tras haber completado entre 20 y 25 maratones, aún no sé si me gustan. Verlas sí. Prepararlas y correrlas…me lo tengo que pensar. Son crueles, sin escrúpulos de ningún tipo. Les dedicas lo mejor de tu vida, solo piensas en ellas durante 4 meses, sacrificas tanto como puedes y a la mínima te apuñalan. Y además te cobran el IVA dejándote tocado con efectos colaterales diversos.
A través de su blog, descubrimos cuánto esfuerzo le supuso a Rafa Iglesias conseguir llegar a profesional. Y cuándo tenía más probabilidades de ser olímpico (¡y en maratón!), una lesión le apea del camino. Qué decir de Pablo Villalobos, de cuyo esfuerzo en el mundial de Daegu anda aún recuperándose (aún le queda un cartucho para Londres).

Bobbi Gibb, la 1ª en finalizar Boston (sin dorsal y en 1966). Por suerte, Gallardón no la vió.
Ha querido el azar que haya vivido casi en 1ª persona el duro esfuerzo que ha hecho mi compañero Jaume Leiva. Otro esforzado trabajador, literal, que ha sacrificado parte de su jornada laboral en aras de cumplir con su sueño olímpico. En el camino (y no hay que olvidar su importancia, la del día a día) hemos conocido a un gran atleta, solidario (podéis ampliar aquí para saber más de él), generoso y humilde. Y ayer domingo, después de haber alcanzado un mes antes un nivel obvio de mínima olímpica (1h3’30” en media), el día D a la hora H le falló el cuerpo. Problemas con los avituallamientos (a su nivel, cualquier detalle es definitivo) le generaron problemas gástricos y a fuer de pundonor, en lugar de la solución racional que supondría abandonar, optó por el corazón y acabó en poco más de 2h19. Como persona sensible que es no tengo ninguna duda de que sabrá sacar lo mejor de tan dura experiencia, crecer y verter toda esa experiencia en futuros propósitos. 2016, con lo rápido que pasa el tiempo, está a la vuelta de la esquina. Felicitar, eso sí, tanto al lanzaroteño José Carlos Hernández quien lejos de todo, excepto del paraíso, bajó de 2h12’, como a Elena Espeso (2h30’), quien el año pasado infectada con la bacteria e-coli, la que no era de los pepinos, atravesó diversos muros en medio de la maratón para acabar hospitalizada. Ambos presentaron su candidatura para Londres.

Rosie Ruíz, ganó tras ir en metro las 20 primeras millas (1980).
Mi experiencia en la maratón de Barcelona fue muy diferente. Globalmente ya podemos afirmar que tenemos una maratón a nivel de major en nuestro país.  Por el número de finishers (más de 16.000), por el magnífico recorrido y sorprendentemente por el numerosísimo y entregado público que a lo largo de cada metro te acompaña, con momentos pasillo humano bestiales. Pasaron los tristes tiempos de cláxones, testosterona y caspa dentro de un SEAT 1430 en las mañanas urbanas de maratón. Quizás una nueva era ha surgido más acorde con los nuevos tiempos de equidad intergénero, huyendo del cejijuntismo soto boina. Si os apetece correr en una ciudad mediterránea coincidiendo con la entrada de la primavera, ya estáis tardando en inscribiros. Individualmente no quedé satisfecho del todo con mi labor de liebre. Al tardar 2’ en pasar por el arco de meta se complicó el cálculo, sobretodo para todos aquellos que se iban incorporando al autobús. Así que a partir del 30 dos de las liebres vimos que había posibilidades de bajar de 3h15’ (según crono oficial) y tiramos hasta conseguirlo por un escaso margen. Me vino muy bien la distancia para entenderla mejor pero ayer tenía unas fuertes molestias en el psoas que me han hecho dudar de la posibilidad de cumplir con mi sueño bostoniano. Afortunadamente, 90’ de SuperFisio, intensos y dolorosos parece que han minimizado los daños. 
Mi Joan Benoit, 2h22'43" y WR (1983). Gallardon cree que no es una mujer realizada.

Los entrenamientos de la semana iban encaminados a llegar fresco al domingo y además la lluvia y viento me desistieron del día de calidad que tenía apalabrado conmigo mismo. Por ello me limité a rodar, con mis cuestas, pero sin forzar. Y como ya tenía 42k el domingo era lógico no castigar en exceso el cuerpo por lo que volví a descansar un día. Así fue:

Lunes, 15,1k de rodaje regenerativo tras la tirada larga anterior
Martes, 10,4k (cuestas)
Miércoles, 9,5k (entreno abortado por la intensa lluvia y viento)
Jueves, 13,6k
Viernes, 10,4k
Sábado, descanso!!
Domingo, Maratón de BCN: 3h12’11”

Completando una semana de 102k.

¡Saludos!

PD: os dejo con la banda sonora que no abandona mi cerebro esta semana…

6 comentaris:

XeviX ha dit...

Dóna gust llegir aquests posts! com bé comentes la marató (pel que es veu) pot ser traïdora, ja que qualsevol petit detall (almenys a nivells alts) te la pot jugar i ja no hi ha volta enrere. Aprendre és el que toca, si es pot, de les experiències que no resulten tan positives com voldríem.

Vinga, que segur que ja estàs del tot recuperat de Bcn.

Avanti!

Ana ha dit...

A mí tb. me encantan tus "post", lección tras lección. Creo que la maratón puede ser muy desagradecida, pero la sensación al acabar una lo compensa todo :)

Por cierto, brutal lo de helena espeso y verle las piernas ensangrentadas al llegar a meta! ;)

Y dicho esto... abre la porra para Boston! jijiji

Ana ha dit...

A mí tb. me encantan tus "post", lección tras lección. Creo que la maratón puede ser muy desagradecida, pero la sensación al acabar una lo compensa todo :)

Por cierto, brutal lo de helena espeso y verle las piernas ensangrentadas al llegar a meta! ;)

Y dicho esto... abre la porra para Boston! jijiji

Anònim ha dit...

Ahí está Mario. Asumiendo el rol de Bobby Farrell si el asunto lo requiere.

Saludos,

Jorge

Ferran ha dit...

Xevi, Ana, por privado me dáis vuestra dirección donde mandar los jamones XD!
Espero recuperar-me però crec que després de Boston m'agafaré un descans maratonià, que castiga massa el cos (avui he fet 18k i ara tinc el psoas baldat).

Jorge, me pones unas referencias que me llevan siempre a la wiki. Como dijo Mario, "si cantaras en play back no te dolería la garganta", una de las grandes frases del año junto a: "ser culto no tiene mérito, sólo hay que charle horas".

Abrazos a los 3!

Franfri ha dit...

Ojalá Barcelona haya entrado definitivamente en ese grupo de maratones que miles de gentes del más allá estén ansiosos por correr. Se lo merece, sin duda.

Animos con esos dolorcillos y a seguir currando para atravesar tu meta bostoniana.

Un saludo