I survived to Behòvia 2009

diumenge, 24 d’octubre de 2010

Venciendo al cansancio.

Este título podría ser un buen resumen de la semana. Se acerca inexorablemente un pico de trabajo importante –el paralelismo con el entrenamiento de maratón es tremendo; el cuerpo va asimilando paulatinamente las progresivas cargas de trabajo-, y hay días que cuesta más salir a cumplir con los objetivos. Pero en mayor medida lo he conseguido. Es lo que tiene que te fijen el trabajo a realizar. Te machacas más.

Así pues, esta semana se ha quedado en poco más de 92k, con dos sesiones por encima de 70’, un día de ritmos rápidos de 1’, un día de series (2x3000; rec:3’; por debajo de 3’30”) y un rodaje hoy, de 26k, acabando los últimos 6 a ritmo de maratón (3’55”) que me ha dejado a lo Roncero, casi con temblores y de puro cansado no he podido ni dormir la siesta.

Como curiosidad destacar que después de desayunar pesaba 55,2 kg –lo sé, tuve una suegra que me llamaba enclencle-; después de la tirada larga 53,8 kg –llevaba sólo 0,33 lt de agua y un gel- y 54,8 kg después de comer. Imagino que a la noche habré recuperado los 55 kg…

Saludos!

1 comentari:

Pau ha dit...

Te voy a dar un buen cocido