I survived to Behòvia 2009

dissabte, 8 d’agost de 2015

Mc Farland, USA

El cartel del flim
Explicaba en su libro sobre liderazgo Jorge Valdano que en uno de sus primeros partidos con la selección argentina, mientras calentaban en el campo antes de enfrentarse a Alemania, se quedaron tan impresionados con la fortaleza física de estos que volvieron a los vestuarios cabizbajos y alicaídos, derrotados antes de iniciar el partido. Entonces, su seleccionador –que si no era Menotti debería haberlo sido-, se dirigió a uno de ellos en especial y le explicó que eran ellos, los jugadores alemanes, quienes deberían estar asustados, porque no se atreverían ni a entrar al barrio, ya no digamos vivir en la favela de la villa miseria donde él había crecido. La historia del éxito en el deporte está íntimamente ligada a la búsqueda de la autoestima y de eso va precisamente una película de la Disney estrenada este 2015, azucarada y pastelera pero que refleja una historia verídica bestial y brutal.

Los auténticos protagonistas


Y aunque en ocasiones roce la hiperglucemia con fuertes picos de azúcar vale la pena verla y conocer la historia de los chicos del pueblo agrícola de Mc Farland en California. Un Kevin Costner (¿de Jesús?) muy poco creíble como entrenador y unos actores/atletas que deberían haber pasado por unas clases de técnica con el Nene (nota para tarraconenses) antes de rodar pero que nos cuentan la historia de esta High School en la que a través del cross country se devolvió la autoestima a todo un pueblo formado por inmigrantes latinoamericanos, jornaleros de sol a sol.

Sports Illustrated les dedicó un reportaje


Si me leéis o compartís rodajes conmigo sabréis que una de mis obsesiones son la cantidad de puertas que se abren al talento a través de las universidades norteamericanas donde se facilita al máximo la compatibilidad entre deporte y estudios.
Entrenando muy duro tras agotadoras jornadas laborales los chicos de Mc Farland van sumando éxitos que consiguen quebrar un subconsciente de humillación de los hombres con la piel del color de la tierra que trabajan (subcomandante Marcos dixit).
Y a pesar de ser una obra Disney (que invirtió 17M $ y recaudó 44M$) la realidad supera la ficción imponiéndose un final feliz puesto que en los últimos 15 años han ganado 9 campeonatos de California y muchos de sus atletas, becados por diversas universidades, han sido los primeros de su familia en salir del muy digno, pero durísimo, bucle del trabajo duro con salarios bajos.

¡Saludos!

3 comentaris:

maratonman ha dit...

Pelicula bastante entretenida, gracias por el tip¡¡¡.

Atzimba Palomares ha dit...

Me gustó mucho, tal vez porque a los Mexicanos nos hace falta esa parte de revalorarnos y entender que talentosos somos solo falta motivación y ganas. Justo encontré su blog, me gusta y de ahora en adelante será de mis favoritos, un abrazo y a correr!!!

Ferran ha dit...

De nada MaratonMan, gracias a ti por leérme.

Atzimba, me emociona saber que me léen de tan lejos! Ayer mismo vimos a Leo Manzano en otra final de un mundial, que no es fácil. Corredor heredero del duro trabajo que su padres le mostraron con su ejemplo.

Saludos a los 2!