I survived to Behòvia 2009

dijous, 17 d’octubre de 2013

Concentración.

¿Novios de la muerte?


Gasssssssss!

Contemplo mis carreras como una partida de ajedrez, una jugada de estrategia. Con mis adversarios pero sobre todo conmigo mismo. Me concentro y dejo que mi cerebro gestione las órdenes de fatiga, de aceleración, que el consciente y también el subconsciente maximicen el ritmo a seguir (no gps, no watch). Llamadme raro pero cada vez más es lo que más me gusta de correr junto al simple hecho de esforzarme, trabajar duro, fijarme objetivos e intentar cumplirlos.

Y la concentración es la clave, ya lo dice Goleman. Y en mi primera media de la temporada, en El Vendrell, la perdí varias veces y bajó mi rendimiento. Lo que refuerza mi teoría del primer párrafo. Run by feel.


Entrenos de los que prescriben la seguridad de tu estado de forma (3k a 3’24”; 2k a 3’17”; 1k a 3’6”), que incluso te sorprenden, me otorgaban confianza antes de la batalla. Y así fue. Disfrutando, sintiéndome con mucha fuerza, atacando en las cuestas, hasta que yendo 2º se me desató la zapatilla. Imposible. Parada. 3º. Recuperación. Atleta despistado que aparece de repente por delante de ti…desconcentración, exhausta gestión de un podio. 

Satisfacción.


Larga mañana.

Semana de 95 kms con un día de calidad, extrema. La pasada la cerré con 80, series al 90%, 2 de gimnasio, la semanal pre-habilitación y un día de descanso. El primero desde finales de agosto. Añado esta desde la que escribo, intermedia, y a encarar las 10 Canovianas mas las dos de taper pre-MCD. 1 de 10k (Great Ethiopian Run?), Behobia y dos medias mediante. Y la primavera, casi estará ahí.

¡Saludos!
 



A seguir soñando.


2 comentaris:

El Velofondo ha dit...

Tiene que estar genial correr la Great Ethiopian Run y debe haber bastante nivel.
Un saludo

Ferran ha dit...

Velofondo, del nivel no quiero ni imaginarlo. Pero la experiencia debe ser bestial! A ver si hay suerte!