I survived to Behòvia 2009

dimecres, 27 d’agost de 2014

Paréntesis. Y aprendiendo.

La salida, compensada


Semanas con cuatro o cinco sesiones de 40’ a 60’ cada una, con algo de gimnasio. Regenerar el cuerpo y la mente el objetivo. Descenso controlado del estado de forma. Septiembre que espera, ya llega.

Este era y es el plan, seguido a rajatabla con una excepción. El pasado domingo competí. Estando en Edimburgo y celebrándose una carrera no podía dejar pasar la experiencia más aún teniendo en cuenta el formato: 33’20” dando vueltas a una pista ganando quien más metros hiciera.


Agosto y con gorro, insuperable


Amanece sin lluvia y me ritualizo en modo competición. Desayuno ligero y un buen calentamiento. Como no conozco a nadie el análisis de los rivales es más ameno. Este no, ande va a calentar con clavos…el otro, hombre, patas tiene…ostia, este sí, a este se le ve fino, hora diez en media mínimo…aquel, igual está preparando la temporada de cross…y mi autoanálisis…todo el año entrenando, con los rodajes mínimos que llevo este mes y la dieta inglesa…a 3’40” podría ir, ¿no?


Algo del estilo de antaño queda


Los rápidos iremos por la calle 5, los menos por la 1. Salimos y el de las patas y otro salen disparados. Se me van 50 metros rápido, rápido. Siento que voy rápido, así que locuras las justas. 1’27” –calculaba 1’34”, miau…-. Al pasar por meta, en plan triatlón, hay que pillar una goma-pollo a los voluntarios y no es tan fácil…pillo al 2, clásico quemao, pero el primero va veloz. Paso en 1’28”, 3ª en 1’25” (3’18”, calle 5 listos) y te pillé. Ahí pienso, modo Abel Antón. Detrás como un cobarde. Y ya, si eso, a las 10 vueltas me voy para adelante. Pero va a ser que no. Roger, que así se llama, no ceja de tirar ni un maldito metro (ya ni me acuerdo de darle al lap). Y ahí me lleva, engomao. Van pasando las vueltas, van pasando los doblados, el reloj va marcando los quilómetros –que no miro, ya sabéis aquello de no hacerse un Froilán- y Mr Roger que no cesa. Tira tanto que el sufrimiento y el dolor me se apoderan. Buff, que me ataque ya, déjenme vivir que diría Ortega Cano (saco las uñas). Y se me va, 50, 80 metros…ha pasado el minuto 12’, el 16’, el 25’…y ves cogiendo goma-pollos. Y los doblados, constantes. Cartesianos saltáos el párrafo siguiente.


De rojo Mr Watson, quedaban 89"


Mi lectura actual es un reciente descubrimiento. Fit Soul & Fit Body de Mark Allen y su guía espiritual, el chamán y sanador huichol Brant Secunda. Explica Mark que fue gracias a su profundo trabajo interior que consiguió las 6 victorias en Hawaii, aplicando diversas técnicas que aprendió de su mentor. Por ejemplo, cuando le inundaba el dolor y los consecuentes pensamientos negativos acudían a su mente, retirarse, los modificaba pensando en la suerte que tenía de estar haciendo aquello que más quería en aquel entorno. Conseguía olvidarse de todos y de todo. Llamadme naíf si queréis.


We want to vote y bajar de hora diez


29’ y medio, me quedarán 3 vueltas y algo más…me concentro en la técnica. Cómo corro, cómo respiro…y ya más centrado en el libro, en la suerte que tengo de vivir otra experiencia interesante más. Me noto más veloz, ni me acuerdo del cansancio. 32’, un 400 y se acaba la carrera. Me voy acercando a Roger, pasamos por meta, goma-pollo y cambio el ritmo. Si hay que vomitar se vomita, pero con elegancia. Adelanto en la curva, enfilo la recta y a mitad suena el disparo de llegada. ¡He ganado! Como un ejército de zombis paralizados nos quedamos todos allí donde estábamos. Me tiro al suelo y respiro viendo al esquivo cielo azul escocés. Roger está tan mal como yo. Miro el Garmin y salen 9’85 kms a 3’23”. Ahora lo entiendo todo.

Pasan con la medidora de metros y me dan un post-it con el exceso de metros sobre el número entero de vueltas. He ganado por 10 metros. Comentamos la carrera y nos retiramos andando. Recibo el único premio que entregan…¡un delantal! Mola el premio pero vaya, 15 libras y nada de nada más.
Seguiré holgazaneando esta semana siguiendo el plan previsto y ya el lunes nuevo curso, dar cera, quitar fascitis y próxima presentación del proyecto 2014-2015.
Naíf pero no tonto. Con diversas técnicas aprendidas y aplicadas he pasado de un 5º o 6º a un 3º en L’Espluga y de un 2º a un 1º en Edimburgo. A seguir formándose. A seguir aprendiendo.

¡Saludos!

dilluns, 25 d’agost de 2014

El año de los pódiums.

3 leyendas de les Terres de l'Ebre


Mientras mi descanso activo transcurre entre rodajes de 40’ y días de nada, mensajes de grupos de watts app de frondosos muchachos no cesan de apelar a la calidad, a la competición, al ácido láctico. Hay que tener la cabeza fría, no dejarse llevar y esperar a septiembre. Volverá a ser larga la temporada que viene.

La pasada ha compensado un pequeño trauma que me acompañaba desde que, casi en tiempos de Paavo Nurmi, debuté en una pista de 350 metros, de tierra, en un mil, con jueces. Quedé cuarto, el peor puesto, con 3’43”4. No subí al pódium, maldita sea. Años después llegó mi primera victoria en un cross, era 1981, tengo aún la copa.

TGN, ¿mundial de Half?


Comencé en septiembre con un 3º en la Peonada de Tarragona, carrera popular y chula de poco más de 6 kms. 2º en los 10k de Jesús, el día después de un tempo-run en el ya mítico faro.

En octubre 3º en la media d’El Vendrell y 3º en los 10 de Tortosa (MMT con 33’38”).
Noviembre vio mi mejor Behobia (72, el objetivo era el top 100) y la media de Tarragona (10º, podio). 

En Diciembre volví a quedar 3º en una media, en Salou y gané los 10k de la cursa de la URV en casa. Despedí el año de San Silvestre, no recuerdo si 4º o 5º pero con demasiados quilómetros en las piernas.


Algo hipster e informal


Mítico enero con la MCD, donde desde el dolor aprendí muchas lecciones que ya deseo poner en práctica este año. Otro podio y casi con marca (3º, 2h39’58”). Tres semanas después, febrero, en la media de Tortosa, con 1h12’3” (PB) y 2º con liebre de lujo. Vino la infección y bajé el rendimiento hasta casi morir pero ahí estuvo un 4º en 45-49 en el estatal de media en A Coruña.

Marzo fue un 5º en la media de Cambrils y 5º en los 3000 indoor en Zaragoza con 9’24”.

El d'alante no tiene WattsApp


Tras resucitar, tocó picar piedra más que nunca y tras unos buenos entrenos me animé a correr a finales de mayo otra de las clásicas del calendario tarraconense (La Mina, 2º), corriendo por Xavi. Me vine arriba y ya no paré. (Junio) fue subida al Llorito, 5º pero podio, 3º en 5000 vet de Cataluña, 1º en La Canonja en 5000. Julio, además de Tour y sofá, trajo un 2º en los 10 de Camarles, 2os en el Mundial de Ekiden en Santes Creus y, en viéndome tan fino, 3º en L’Espluga. Perdonad la retahíla de resultados (bitácora/blog).

The fucking masters of the universe

A la derecha el Sr Periko


El factor suerte siempre está ahí cuando uno hace podio pues podría haber venido aquel que me gana sin duda alguna, no estar lesionado el otro crack…así que demos por bendecida la temporada 2013-2014, la que cambió el mal karma de aquel 1000 infantil y pidamos a los Dioses que en la que viene siga disfrutando como ahora de los entrenamientos, sean series, rodajes o pre-hab, de las competiciones y que nos respeten a todo@s las lesiones.


No words


¡Saludos y mucha suerte!