I survived to Behòvia 2009

dilluns, 31 d’octubre de 2011

Las Running Series de las Tierras del Ebro han muerto. ¡Viva las nuevas Running Series!.

Tuvimos un desencuentro, pero fue sin querer.
Ayer fue un día de aquellos que compensan toda una temporada de entrenamientos. Eso, si es que hay algo que compensar puesto que en mi caso, salir a correr cada día, ya es en sí mismo una recompensa que he escogido libremente. Si además consigo competir con salud y pasármelo bien, mejor que mejor, honey over ojuels que diría aquel que nos presidió una vez con su bilingüe nivel de inglés. Georgetown level. El atletismo me mostró su lado más amable, el que no suele aparecer en demasiadas ocasiones.
Finalizó en Jesús, entidad municipal descentralizada de Tortosa, la ronda de 7 carreras de 10k por asfalto con las que este año 2011 nos ha bendecido. Y es que poder competir tantas veces tan cerca de casa no tiene precio. Y lo mejor está por venir. Aquí os dejo el calendario2012.

Tras dos semanas un poco extrañas por el susto femoral de la carrera en Tortosa, no andaba fino ni física ni anímicamente. Me faltaba la chispa necesaria para poder ejecutarme unos entrenamientos como Dios manda, que diría el sucesor de TableitorMan. En los primeros días porqué físicamente no me encontraba bien del todo y posteriormente el cansancio laboral –cómo me acuerdo de ti, tita Espe, por tus delicadas y nada cínicas palabras de este verano; soy profesor y me salen, que lo cuento, semanas de 45/50 horas de dedicación sin contar las 7h diarias de tránsito- más la invasión de microbios y otros bichos que habitan en las profundidades de mi alumnado y que se lanzaron en pos de mis anticuerpos. Bichos estos que por otra parte cumplen con su labor social: ayudar al cuerpo a depurarse y así rendir más a posteriori.

Así que no fue hasta el sábado que conseguí introducir un poco de calidad en mi entreno con unos 6k progresivos en compañía de mis compis de club. A pesar de todo conseguí enganchar 80k.
Lo mejor de lo mejor: el post-match

La semana siguiente sí mejoré algo con unas buenas cuestas, esta vez sin obreros, más un ritmo controlado que me dejó muy satisfecho a pesar de hacerlo por encima de lo previsto (es lo que tiene ser flexible de mente: estaba tan agotado que solo acabarlo ya fue un éxito). Y tras unas necesarias lluvias que no me impidieron entrenar pero sí afinar, llegué sin descansar ni un día a la carrera. El listado de inscritos era de nivel: el líder de las series Xavi Royo –felicitats de tot cor company, t’ho has merescut i guanyat; un plaer-, el ganador de un IM Xavi Queral, Robert Tarragó –el hombre que vino del frío-, Sergi Bel (de 47’ a 34’ en 10 meses, no hace falta decir nada más), David Francomé –nuestro hombre en Andorra-, el hermano de Ahmed, el ganador de hace dos semanas-, Llorenç Sales (1’48” en 800, juega la Champions) y la gran esperanza del fondo ebrenc, Gerard Monteverde. Y un par de ausencias memorables. Ello hizo que se instalará en mi la idea de que no iba a ser mi carrera…había gastado demasiados cartuchos en la anterior, la del susto. 

En un circuito urbano fantástico para el público (felicidades por el diseño, solo falta que poco a poco vaya cuajando la afición por disfrutar de la visión de este deporte, y si no, por ver las mejores piernas a la redonda XD!) de 2v de 5k, se dio el disparo de salida a las 10h30’. Y por primera vez en tiempo no salí a lo front-runner sino que me mantuve en un 2º grupo. Eso me salvó porqué pasaron los 5k en 16’2”…solo sé que pasé en cuarta posición alejado de los primeros. Pero pagaron el elevado ritmo y casi sin querer me encontré en 2ª posición tirando de Llorenç a falta de 4k. Sabía que iba rápido porqué notaba mi cuerpo al límite pero aun (sin acento según últimos dictámenes de la RAE) era capaz de regularme y notaba que me quedaba algún cambió por ahí, en algún rincón láctico. Y así fue, conocedor del repecho que había a falta de 1,5k  (el cementerio, ¿era una metáfora?) cambié de ritmo y disfruté viendo como me acercaba al final de la agonía –que duras son las carreras de 10k- entrando en meta y con el posterior subidón al ver en mi Garmin 33’38”. Sabía que lo tenía en las piernas pero no cuando saldría…semana completa de 90k, semana Comansi.

Tras recoger uno de los mejores premios del mundo (aceite de oliva delicatesen de mi comarca) disfruté como nunca intercambiando impresiones con mis compañeros del asfalto.
Se acaban 3 meses extraños de preparación en los que he aumentado el volumen con respecto al pasado, por los que solo he hecho mucho trabajo de fuerza (cuestas y rodajes o ritmos controlados en terreno variante) y en los que he perdido demasiado peso. Así que mañana inauguro dos meses con dos objetivos: comer cinco veces al día e intentar recuperar dos kg e ir dos o tres veces al gimnasio por semana. De modo que en enero pueda comenzar con más ambición que nunca la preparación para Boston. Por el camino haré cross, un par de medias (Tarragona, of course) y alguna San Silvestre más esa fiesta del deporte que es la Behovia donde espero conocer personalmente a un par de mi larga lista de ídolos/referentes como son Don Luís del Águila y Don Asier Cuevas.

Un abrazo amig@s!

PD: los que vivimos los ochenta con uso de razón, aunque la perdiéramos temporalmente alguna noche, recordamos los logos anti-nucleares, esos soles sonrientes. Y nos acordamos de Aviador-Dro y sus obreros especializados liderados por el gran crack Servando Caballar…de ahí que tras recuperar la banda sonora, parcial, del documental Frenesí, hoy os dejo este alegato por un futuro post-industrial y divertido.


dimarts, 18 d’octubre de 2011

La lesión más extraña (y corta) del mundo.

"Apretamiento" femor

Nunca, en 32 años pisando asfalto, me había pasado nada similar a lo vivido el pasado domingo, precisamente en Tortosa, mi ciudad natal (aunque influyó el correr allí en mi lesión).

Era la 6ª de las 7 carreras que componen el 1r circuito de las Running Series de las Terres de l’Ebre. Mentiría si dijera que no me hacía una ilusión terrible ganar en casa. Me quedan pocos cartuchos por razones biológicas (impresionante el episodio de Redes del pasado domingo) y aquí tenía una oportunidad.
Ahmed el Quayed era uno de los claros favoritos. Por eso tras el disparo de salida me dispuse a marcarle…500 metros después miré el Garmin, vi 3’2”, y eché el freno de mano rápidamente despidiéndome de mi rival. A pesar de ello, seguía manteniendo alguna opción de victoria porqué Ahmed cuenta en su historial con un par o tres de pájaras monumentales y a eso me aferraba.
Matinal perfecta: deporte, amigos, arroz...


Ganar una carrera requiere siempre un esfuerzo físico y otro mental, de estrategia. Cuántos más factores controles (recorrido, ritmo, rivales,…) más probabilidades tendrás. Creo que por el k2 ya me había quedado solo y seguía con la mirada al 1º, que estaba a unos 80/100 metros. Iba fuerte (3’20”) pero notaba que me quedaba un cambio de ritmo…quedaban esperanzas…pasé el k5 en 16’58” y al ir a cambiar y morir o ganar en el intento, noté un hormigueo extraño en mi pierna izquierda. 30” después tenía la pierna completamente rígida y la arrastraba con la otra pierna, como si fuera de madera…miré el Garmin y me desesperé, iba a 4’20” y subiendo…me pasó un corredor, luego otro (llevaría un quilómetro y medio sin acabar de entender qué me pasaba, por mi cabeza brotaron mil ideas, mil historias…me veía en Zurich tirando de eutanasia tras haber sido terriblemente diagnosticado), pero conseguí aguantar al atleta y recuperar sensaciones…en ese momento era 3º y tenía en el punto de mira al 2º, a unos 120 metros…reconozco que a este le tenía ganas por impertinente (no me gusta rajar pero te lo has ganado a pulso) y entré en una zona de locura total en persecución de mi amigo. A falta de 500m este saludaba cual ganador en Kona (pero iba 2º) y yo me seguía acercando a toda velocidad. Al final no pude darle la lección de humildad porqué me vio y me faltó un metro para adelantarle…aun así, 3ºcon 34’46”, mejor marca de la temporada recién estrenada.

Y ayer lunes tenía visita al fisio y me sorprendió con su diagnóstico: en la sesión del 7/10 ya me avisó que tenía la musculatura muy cargada pero nos centramos en la rodilla, que era lo básico. Y como la siguiente semana entrené muy duro (a pesar de descansar el sábado) tenía la musculatura peor. Muy sobrecargada.

Así que la combinación de ritmos muy rápidos (por debajo de 10' los primeros 3k), el límite que traspasé al correr en casa que me sobremotivó, y el cambio de ritmo que hice para intentar recuperar terreno al 1º hicieron que mi musculatura estrangulara la arteria femoral lo que provocó que comenzaran los hormigueos, la pérdida de sensibilidad y finalmente que arrastrara la pierna durante quilómetro y medio hasta que el propio descenso del ritmo hizo que volviera a fluir la sangre por la pierna y me recuperara. Luego la rabia hizo que con toda seguridad corriera los 2 últimos quilómetros más rápidos que nadie. Conclusión: 3 días de rodajes suaves más el hecho de fijar una rutina, sí o sí, de 2 días/semana al gimnasio.

Disculpas por meter tanto ego-trip en este post pero sus compensaré.

¡Saludos!

dilluns, 10 d’octubre de 2011

Trueque (con afecto) y elogio de la lucidez.

Vaya foto Ryan!

Otra victoria en Hawaiï de Mrs Smile
Sin darme cuenta, me he visto envuelto en una serie de trueques…con afecto. Estos, se diferencian del tradicional, en que surge espontáneamente por el simple hecho de hacer algo por alguien por el simple placer de hacerlo. Un forero muy conocido de elatleta.com, con quien mantengo una buena relación personal, me grabó (y mandó) sin haberle comentado nada, el dvd del maratón de Boston 2011 (en el que, nunca lo he dicho, corrí). Cuando allí estuve, compré diversas revistas más la edición del Boston Globe del día después pensando en leerlas y mandárselas. Otro día, quise hacer copias del mismo para regalárselas a un amigo con quien compartí el momentazo de la salida, algo que une y mucho y otra para otro amigo mega fan de Ryan Hall. Como no tengo grabadora, lo hizo un vecino a quien le regalé mi cerveza artesanal favorita: Les Clandestines con ligero sabor a tomillo. En esos días, comenté también en el Facebook que una película sobre gastronomía llamada Estómago, ganadora de la Seminci de Valladolid (nuestro Sundance mesetario), me había gustado mucho. Y un amigo cocinero (hay muchos grados de amistad pero prefiero ese término al de conocido o saludado de Josep Pla) me dijo si era posible que se la pasara. Cosa que hice y recibí, inesperadamente, a cambio un tomate de medio kilo del Tío Jesús que se convirtió en uno de los mejores tomates que he comido en mi vida.

Qué queréis que os diga, en estos tiempos grises con fuertes amenaza de caspa por el horizonte, me hace muy feliz este tipo de economía altermundista y local a la vez. Me abre horizontes y me inyecta optimismo en un momento bastante duro globalmente y también personalmente (yo estoy bien pero gente muy cercana a mí lo está pasando muy mal). Y ayer por la noche, tuve la mejor conversación sobre política y economía (es decir, casi sobre la vida misma) en tiempos; me cuesta encontrar (o quizás vivo obsesionado en la abusiva falta de) gente con criterio propio, aunque no sea el mío. Como anécdota señalar que mi interlocutor era “hijo, nieto, bisnieto y sobrino de cabreros” además del dueño del bar donde cené. Fue un placer.
A nivel de training, 70k en 5 días más fisio para seguir los arreglamientos generales post-caída. Mucha carga, inauguración de las magníficas cuestas que me han puesto al lado de mi casa (acabé siendo animado por los obreros) y récord personal en el Boston Simulator. Esta semana que entra correré en mi pueblo los 10k donde me gustaría acercarme a los 34’…

Un abrazo amig@s!

PD: tras ver el documental Frenesí, llevo cantando (en silencio) la banda sonora de mis años ochenta…quizás para apaciguar el impacto al ver qué mayores nos hemos hecho :)
Os dejo con la canción ganadora …una joya que he encontrado con el acompañamiento de Almodóvar y Mc Namara.


dimecres, 5 d’octubre de 2011

Magical hands.

Menos mal que las chicas bajaron la media de edad...
 
No, no es el título de un disco insufrible de finales de los ochenta de Alan Parsons Project, Mike Oldfield, Supertramp o Dire Straits, son las manos de mi fisio, que es un genio y al que si yo fuera Messi le pondría un piso de lujo al lado de mi chalete.
Este mes ya finalizado ha sido un poco extraño. Una senda trail de 25 metros por la que descendía andando para no caerme se ofendió y me escupió, constatando con estupor que a un metro por hora también uno se puede matar. No fue mi caso pero sí acabe magullado, abrasado y con un bonito golpe en pecho, mentón y rótula. Lo demás quedó atrás pero la rodilla me ha seguido doliendo intermitentemente con un crescendo conspiranoico entre carga y carga hasta que creí que sí estaba lesionado. Y entonces entró en acción MiSuperFisio quien en 90’ me diagnosticó (contractura del diafragma e inflamación de la fascia), me trató y me curó. Dos días después pude competir en la 5ª prueba de las Running Series de les Terres de l’Ebre, en La Galera, cuna de la ancestral artesanía del barro, donde a pesar de los entrenamientos interruptus de este mes (y de seguir lejos de la calidad pues la temporada acaba de empezar), conseguí quedar 2º con 34’49”, consiguiendo mi primer objetivo para este octubre de hacer un sub 35’.

No es Clemente pero entrenan igual.
Mucha suerte a tod@s los que el sábado cumplan su sueño en Kona y felicitar al Sr Clemente Alonso, un obrero del triatlón, brillante vencedor del ExtremeMan de Menorca (se me ocurren pocos sitios más chulos donde competir y ganar) y del Challenge de Calella. ¡Vaya 7 días! 

Y este sábado Kona más el domingo Chicago. Show must go on.

Salud@s amig@s!

Off topic: Leo un artículo sobre los HFT, programas sofisticados de compra-venta de activos financieros que ejecutan cada pocos segundos operaciones especulativas (al final del día quedan siempre a cero), usualmente sobre productos derivados (alarma: el volumen de los cuales es de 4 veces el PIB mundial) y pienso en aquel apocalíptico futuro que se imaginaba en los sesenta en un mundo controlado por robots. Pues eso, el futuro ya es presente aunque nunca nos lo imagináramos así.


Off topic 2: MAFO dimisión! (y queremos saber tu secreto salario público!).