I survived to Behòvia 2009

divendres, 24 de juny de 2011

6 en los 5k del Cº España: I love this game.

Ayer viví una de esas experiencias que no tienen precio y sí mucho valor. Y si alguien le pone precio será porqué es un necio.
Ya he contado por aquí lo mucho que me gusta ser fan. Me gusta admirar a la gente…que se lo merece. Y tengo manga ancha. No limits. Pero lo de anoche fue tan chulo, tan emocionante, una experiencia tan intensa a la par que inesperada que desdibujó de un plumazo todas mis dudas acerca de la idoneidad de la paliza del viaje que me di para ir a competir al Campeonato de España de veteranos en pista en Águilas. Competición que me tomé como un premio de final de curso por la excelente temporada atlética, que aun no ha acabado, una recompensa por la constancia en el trabajo a lo largo del año. La verdad es que siempre he sido muy de darme premios…
Así pues, el día de San Juan a las 20h50’ tenía mi cita particular con mi historia. El 5000 de la categoría de 40-44. Un par de horas antes, al confirmar mi inscripción, vi que no estaba el gran Luís del Águila pero sí que había otro extraterrestre: el Sr Fabián Roncero. El José Tomás del fondo español. Así que en la cámara de llamadas previa a la salida aproveché para saludarle y tirar de i-Phone. Hasta aquí lo normal. Pero tras el disparo de salida pude disfrutar de la increíble sensación de correr junto a él. Codo a codo. En plan ya un poco psicopatilla debo explicar que al ver a los fotógrafos acreditados haciéndonos fotos en la curva del 300 procuraba ponerme junto a Fabián, lo que viene siendo un casi posado, vamos. Si han salido habrá sido un magnífico regalo a mis nietos imaginarios.
Pasamos el 1k en 3’13”, miro hacia atrás y ya no hay nadie cerca. Tirando, 5 atletas. Todos del 70-71, es decir, 3/4 años más jóvenes que yo. El día es extraño. Mucho calor pero con una fuerte brisa que molesta e incluso me acabó enfriando cuando estaba en la grada esperando pasar el tienpo. Seguimos dando vueltas sin parar y pasamos per el 2k en 6’25” (3’12”). Y es entonces cuando vivimos el momento Roncero al dar éste un hachazo made in Fabián reeditando grandes momentos de su carrera: Atenas’97, Marraquech’98, Edmonton’01 (Final del mundial de 10.000. A  falta de dos vueltas Fabián tira del grupo. Al final 5º -y 6º Ríos- pero con su arrojo y valentía le arruinó el plan a Gebre que perdió su medalla de oro). De hecho, el comentarista del estadio de Águilas – ¿alguien sabe quién era? Se lo trabajaba mucho y se notaba su pasión por el atletismo - recordó ese momento en Canadá. Yo no daba crédito de lo que estaba viviendo. Era partícipe de una carrera de Fabián a lo Fabián. Buff… lo más. Imagino que eso me dio fuerzas para llegar al 3k en 9’37” (3’12”) y ahí se acabó mi fiesta. 5 vueltas sufriendo y siendo espectador privilegiado de la final. Pero mantuve mi 6º puesto con 16’31” (los 2k finales en 6’54”…) como crono final. Lentos 2k últimos pero también muy didácticos de cara a la próxima temporada donde tengo grandes ilusiones, esperanzas y ganas de entrenar más y mejor.
También saludé a mi Sergio Fernández favorito. El Infestas y le vi ganar el oro de los 1500 con una zancada elegante, amplia y grácil. Un placer haberles saludado, señores.
Por otra parte, ahora mismo están corriendo por California los valientes de la WS. La GRAN cita del ultratrail yanqui. Mi otro Sergio Fernández favorito nos lo cuenta en su blog, aquí.

Saludos!

diumenge, 19 de juny de 2011

Tarragona (La Canonja World Championchips) 10k.

Granollers, 2011.
 No hay mejor forma de acabar la temporada que rompiendo el crono. Un año de trabajo muy duro –creo que es, con diferencia, el año que más he entrenado-, una anemia que quedó atrás, unos días de descanso y un fino ajuste calidad (junto al trabajo constante de mi fisio)  me han llevado a  realizar muy buenas carreras. Si el domingo pasado me sorprendí gratamente con mi crono en 5000 (16’16”01 a 3’15”), la carrera de hoy la tenía señalada desde hace tiempo en mi agenda. Al principio porque no quería quedarme con una marca en 10k peor que la del año pasado (35’1” por 35’6” este). Posteriormente, viendo mis buenos resultados creía que podría bajar de 35’ y por eso le pedí a mi amigo Jaume que me ayudara en tal envite. Y finalmente, tras la marca de 7 días atrás, me convencí para no tener ningún miedo esta mañana.
Reflexión previa. ¿Qué me gusta más, correr por la mañana o por la tarde? Y no sé la respuesta. Por las tardes tengo mucho mejor cuerpo pero, por mi adicción, al correr, estoy en tensión todo el día y debo comer ciertas cosas a cierta hora. Mu pesao. Por la mañana, como hoy, estoy muerto de sueño, con el cuerpo muy poco flamenco y me cuesta arrancar con fuerza. Por ello, siempre caliento mucho tiempo y hago mis 8/10 progresivos que van despertándome, a poco a poco. Un sin vivir :))
Subida al Llorito, 2011.
Aun con la ausencia de algunos gallos de pelea, la flor y nata del gallinero del Camp de Tarragona estábamos allí. Disparo de salida y en un quilómetro ya se han ido los 3 del pódium y cuatro atletas más. Junto a Jaume nos quedamos 8 y 9os y eso que vamos muy rápidos. El circuito es duro, con constantes subes y bajas y enfilando el k2, que es bajada, mi amigo tira sin parar con el objetivo de pillar al grupo de 4, formado por la élite local. Sorprendentemente lo conseguimos en el 4k. Hachazo de moral.
Pasamos el 5k en 16’50” y pienso en la posibilidad de un marcón. Los quilómetros transcurren, ahora ya en un circuito conocido que permite, en medio de la anaerobia, pensar un poco en estrategias. Corremos un poco a lo africano, a tirones, por parte de Jorge y Pedrito (a un telediario de volver a su nivel tras una lesión) y en el 8k, tras un casi-todo-recto por írseme la cabeza a un estado de semi-inconsciencia, se escapan 2 del grupo de 6. Miro el reloj y veo que si hago los 2 últimos en 7’ me iré a 34’15”, que dado el circuito, es un gran augurio. Seguimos los 4 codo a codo y en los últimos 500 me voy para meta intentando gustarme con la zancada. Al final me adelanta otro corredor en el sprint final, que realizo agonísticamente viendo el 33’ en el crono de meta. Casi: 34’1” (a 3’24”). Carrera redonda.
Agradecer desde aquí a mi amigo Jaume todo  el soporte y ayuda, tanto hoy como a lo largo del tiempo. Una forta abraçada, amic!.
Una mañana más que agradable compartida con otros muchos ciudadanos corredores, en especial con Vicenç, Judit, Jorge, Bruno, Robert, el Nene, Pere, Eudald y tantos otros.
Saludos!
PD: físicamente es increíble como he sentido el esfuerzo de hoy. Ni la siesta de 3h que me acabo de echar me ha recuperado. Esta noche hidratos y a dormir pronto. Welcome to the monk’s life.

dimecres, 15 de juny de 2011

Ultrafondo y centésimas.

Albert, un héroe moderno.
Me resulta curioso, e incluso sorprendente, que en mi mayor momento de “marquitis” haya recibido la llamada del señor…ultrafondo. Ha sido solo un aviso, nada importante en el corto plazo, pero recordando todo aquello que he dicho y he pensado (básicamente lo he negado siempre) sí que es relevante. Comienzo a verme cual luz al final del túnel con un camelback y cualquier otro gadget que me sea necesario, siempre y cuando Sergio lo recomiende. Pero no ahora. No se me preocupen.


Sí que es verdad que, tras haber conocido a muchos, he pasado de ver a los ultrafondistas como fondistas frustrados a ver (y conocer) gente cuyo único objetivo es el noble e interesante arte de probar sus límites. Una de las pocas aventuras posibles (y reales) en este momento histórico que nos ha tocado vivir. Y además he detectado cierto misantropismo como dato relevante de su carácter. No sé si el ultrafondo lleva a la autocrítica como paso previo a la humildad y de ahí a una alta autoestima que les libra de envidias, pero siempre están cerca, los ultrafondistas, del aprecio a la condición humana. Obviamente, generalizando.  

Los hermanos Giné en la R-P-R.
Y concretando, mi amigo Albert Giné comenzó el sábado su vuelta a Catalunya corriendo. 15 etapas de una media de 75 kilómetros cada una, preferiblemente por senderos de gran recorrido (si queréis acompañarle algún tramo, o toda una etapa, podéis ver en su blog, columna derecha, el recorrido previsto para cada día). Mientras tanto, todo aquel que quiera, para apoyarle y motivarle, puede llevar comida al PabellónDeportivo de Roquetes (Tarragona) que posteriormente será enviada a los campamentos de refugiados saharauis. Creo que ya lleva recogida tonelada y media.

El pasado sábado tuve el privilegio de poder acompañarle los últimos 12 kilómetros de su primera etapa. Y de las risas y conversaciones varias surgieron mis mil preguntas acerca de esta realidad desconocida del ultrafondo. La Reus-Prades-Reus me espera muchachos. Quizás para el 2013.

Y, bendita esquizofrenia, el domingo competí en mi primer 5000 en pista tras 25 años. Que se dice pronto. De hecho, en los últimos 25 años he hecho tres carreras en pista: dos 10 miles y el 5000 dicho.  Dos campeonatos de Catalunya universitarios que gané y el 4º puesto del otro día en el campeonato de Catalunya veterano, categoría 40-44.
Las sensaciones fueron muy buenas a la par que muy extrañas. Salimos más de 25 atletas de los grupos 35-39 y del mío. Pasamos el 1r 400 en 1’15” (nos cantaron cada paso, hay cosas que nunca cambian) y teniendo en cuenta que había hecho las series de 400 a 1’15” de promedio, me asusté un poco pero decidí, dado que no iba tan mal, seguir a ese ritmo. Fue la 1ª decisión de riesgo recompensada.

1’15”, 1’16”, 1’15”, 1’17”…iban cayendo las vueltas de forma muy rápida y nos quedamos una grupeta de 4. Hago la goma pero resisto y una vuelta en 1’21” me permite enlazar. Pasé el 3k entre 9’30” y 9’40”, aunque desconozca el tiempo con exactitud porqué al ser mi mejor serie hasta ese día de 10’15”, decidí no mirar el reloj no fuera a ser que me frenara de forma subconsciente. 2ª decisión de riesgo recompensada.


Soy el 3º por detrás: buscando la calle 1.
Me flojearon las piernas los últimos 600 metros pero el verme rodeado de 35 añeros me mantuvo tranquilo y regulando –a pesar de ello, fue muy feo que le dijeran al que iba detrás de mí: “vete a por él que está muerto; no ves como mueve los brazos!”-. Aun me preguntó a qué estado anaeróbico llegué, pero vaya, no hay dolor. Finalmente 16’16”01. No me esperaba tan buen tiempo. Y como el plan de inicio de verano no ha salido, tras el campeonato del mundo de Tarragona de 10k que se disputará el próximo domingo 19, el día 24, San Juan, estaré en Águilas en la salida del Campeonato de España de 5000 donde espero conocer al gran Luís del Águila (y no ser doblado por él) y adquirir experiencia para el año que viene, que cambio de categoría y seré de los churumbeles.

Saludos!

divendres, 10 de juny de 2011

Bendito ocio, que nos hace libres.

En Barcelona, grandes viandas y mejor compañía.
Tiempo atrás vi un documental muy interesante sobre Ariel Sharon donde se explicaba su conversión de halcón a paloma (ahora parezco Pablo Abraira) y como en un momento decisivo para la historia de Israel como iba a ser el reconocimiento del Estado palestino, le sobrevino el infarto cerebral que desde enero del 2006 le mantiene en coma. Pero no voy a hacer una tesis sobre sionismo sí o no, sino sobre una escena que se me quedó grabada. Preguntaba el Sr Sharon a sus escoltas qué habían hecho en vacaciones y éstos le comentaban que habían viajado en moto por el país. Él, melancólico, les decía que no había nada mejor en la vida que disfrutar del tiempo libre con gente con la que compartes aficiones comunes.
Todo este circunloquio sólo para explicar que el pasado viernes volvimos a encontrarnos en una cena física (al foie) unos cuantos amigos del club de atletismo de la Universidad Oberta de Catalunya, universidad basada en el e-learning y cuyo modelo de gestión ha sido un éxito de ventas a nivel mundial. Fueron unas horas comentándonos nuestras humildes hazañas, los libros de atletismo que leemos, nuestras vidas y trabajos, es decir, un tiempo magnífico alrededor de aquello que tanto nos gusta como es el correr.
Sonrisa merecida. La recompensa al trabajo duro.


Y el mismo día a la misma hora pero 9h después por la diferencia horaria, se disputaba en la capital del fondo mundial, Eugene (Oregón), el mítico Prefontaine Classic. La gran marca que todo el mundo ha destacado han sido los 26’46” del británico-somalí Mo Farah (desde los 8 años vive en Inglaterra). Podéis ver aquí el video de la carrera, en la que 9 corredores bajaron de 27’. Se ve sin interrupciones como Mo va directo hacia el oro de Londres (Kenenisa mediante). Cabe recordar que desde el pasado febrero pertenece a la cuadra de Alberto Salazar, reclutado por éste para ayudar a Galen Rupp (they train neck to neck) en su plan a medio plazo para devolver la gloria al fondo USA. Y donde tiene a su disposición todos los medios posibles, vía Nike, como podéis comprobar en este interesante artículo de Ignacio Romo.

75 vueltas a 1'9": no lo probéis en casa.


Pese a su innegable mérito, para mí, la marca del meeting fue la de Moses Mosop (2h3’6”, 2º en Boston) batiendo el récord del mundo de los 30k en pista (75 vueltas!). Según explica su entrenador Renato Canova (perded tiempo leyendo el chat si podéis: por su amplio conocimiento del who’s who en el futuro más inmediato del fondo africano y también por la respuesta que le da a un minitroll), cabe destacar que, ahora mismo, considerando que no ha realizado ningún entrenamiento específico, está en mejor forma que en Boston. E introduce un concepto interesante: un atleta de élite, después de mejorar su marca, sino se relaja demasiado (y pierde todo el trabajo acumulado), puede ascender un escalón más de su nivel. Por lo tanto, teniendo en cuenta sus marcas de Eugene (abro un paréntesis estadístico):


WR en el paso de los 25K en 1h12’25”2.
WR en los 30k (2’53”/k): 1h26’47”4, con los siguientes tiempos de paso: 

De 15k en 15k (43’54”2 + 42’53”2); 
De 10k en 10k (29’19”6 + 28’42”4 + 28’45”4).
(Cierro paréntesis). 

Es factible que hubiera llegado a los 35k en 1h 41’ con lo que el siguiente escenario no debería ser descabellado en un futuro más o menos próximo: 10k en 29’, 20k en 58’, 30k en 1h27’ y los 40k en 1h56’, que traducido significa correr un maratón en 2h2’30”.

Para acabar, solamente apuntar que el gran Mebraton Keflezigui (plata en Atenas en maratón) ganó la media de San Diego en 1h2’ corriendo en solitario. Tras un desencuentro económico con los organizadores de Boston está preparando un doble desafío, a sus 36 años: correr el maratón de NY y 69 días después los Trials USA. Me consta que algún lector de este blog ha compartido rodajes con él a lo largo de San Vicente Bulevard en Los Ángeles. Ahora mismo estoy leyendo su biografía Run to overcome. Próximamente como post.
Personalmente, sigo instalado en la calidad, con 70k recorridos. Con 12 series de 400 recuperando 40” que me llevan más allá de las 180 p.p.m. La carrera semanal fue la Subida al Llorito, que como su nombre indica, me demostró que hay determinados recorridos que favorecen a determinados biotipos que no son el mío. Este próximo domingo correré el campeonato de Catalunya de veteranos en pista, los 5.000. Emocionado estoy.
Un saludo y en otoño ya quedaremos para cenar y comentar el nuevo WR de…