I survived to Behòvia 2009

dissabte, 30 d’abril de 2011

Crítica constructiva sobre 3 errores.

Que me lo haya pasado tan bien corriendo el maratón de Boston –no deja de rondarme la cabeza cuando volveré…sólo pienso en Boston, o casi- no quita óbice para realizar un análisis del porqué, a pesar de estar en un gran estado de forma como comprobé en Valls tres semanas antes, me di de bruces contra el muro. Y creo haber encontrado, claramente, el motivo. De hecho, hay una categoría y dos anécdotas al respecto. Y comenzaré por estas últimas.
2h a la intemperie!

Drinking training.
Que no significa que me vaya al Oktober fest a levantar jarras y jurar amistad eterna con algún, o alguna bávara, sino que no contemplé un pequeño detalle. Cuando un Pro comentó en facebook que había realizado 25k sobre el tapiz rodante no pude más que preguntarle el porqué. Y me dijo que debía entrenarse en el arte de la hidratación a ritmos altos más la ventaja de poder corregir su postura corriendo frente al espejo. Así pues me puse con ello y en las tiradas largas –no en la máquina, claro- me llevé el botellín y cada 4k iba bebiendo. Y parecerá una tontería pero en Boston nos dieron el Gatorade y el agua…en vasos. Y bebí mal. Y tuve calambres en el estómago desde muy pronto, además de echarme parte de la misma por encima, lo que a 3/4 grados no es muy agradable. Lo solucioné disminuyendo la velocidad en los avituallamientos. Pero ahí hay una mejora potencial.

No te emociones Ferran.
Aun levantaba rodillas...
Salí en 1ª fila, tras los Pros. Y aunque no debería repetirlo…eso no me lo quita nadie!. Si pasé el 1r quilómetro en 3’30” aproximadamente, significa que vi a Mutai i Hall and Co a menos de 200 metros durante los primeros 6 o 7 minutos de carrera. Subidón, subidón…aunque para la próxima haré como Joan Benoit y a falta de 2’ me retiraré para atrás. La consecuencia fue la desagradable, y real, sensación de haber sido adelantado por todo el mundo. Hasta el 20k por los que iban a correr en 2h35 o menos, unos 200 atletas, y después juraría que por miles de atletas aunque según la clasificación sólo fueran 1000 más. De todos modos, guardaré la biblia, el tocho programa oficial que nos dieron, y que debería haber leído pues diversos ganadores comentan cómo hay que correr Boston. Como ejemplo pondré la opinión del gran Bill Rodgers (ganador en 1975, 78, 79 y 80), cuya tienda, por cierto, está ligeramente descuidada, o quizás sea vintage: “Casi todo en Boston se basa en hacerlo fácil al principio, sin presionarse en las primeras 10 millas. Si lo haces fácil, podrás correr fuerte al final. Quien lidera las 10 primeras millas casi nunca gana, casi nunca”.
Descarga de hidratos.
El error monumental. La sensación en el 25k fue de un vacío total. Depleted. No me quedaba ni un gramo de fuerza. Llegué más fino que nunca en mi vida. En modo MadrePreocupadaPorquéSuHijoNoLeCome, o lo que viene siendo, ¿Qué delgado estás, no estarás enfermo?, por parte de saludados, conocidos e incluso amigos. Repasando la dieta me doy de cabeza contra un menhir por no haber sido más riguroso.
Viernes. Desayuno poco para mis estándares. Comida, es un decir, en el avión, aunque me comiera hasta los tenedores de plástico y Cena en Boston, bistec con verduras.
Sábado. Desayuno megachic en Boston a las once y como a las seis teníamos cena, pues ya no como…y en la Cena, sopa y langosta. Dejándome esta última al saturarme de pinzas y crustáceo por ser poco hábil con las manos…
Domingo. Desayuno un bagel, poquísimo para mis ídems. Como unos bisteles fritos y cena con pasta…demasiado tarde, el daño estaba hecho.
Lunes. Desayuno un english muffin con mermelada y por la emoción no me entra nada más…mazo’s man don’t forgive.
Lo cual significa que a partir de ahora vigilaré mucho más lo que como porqué aun tengo muchísimas ganas de entrenar, y si puedo, un poco más. Es decir, me voy a currar la cocina.
Casi muerto, pero llego.

Los años 85 y 86 –debo un post sobre ello- cuando entrenaba y competía en 3000 obstáculos y los 5000 (19 años), compartiendo pista en Barcelona con Abascal, Moracho, Carlos Sala y Roberto Cabrejas, entre otros, me acuerdo de ver las palizas del primero rodando sub 3’, dando vueltas y más vueltas a la pista con Don Gregorio Rojo a pie de calle, crono en mano. Y oírle decir que llegaba tan cansado a casa que no podía ni cenar. Algo así me ha pasado este año, así que a enmendarse tocan. Iré colgando las recetas a medida que me vayan saliendo bien. Y sin Thermomix!.
Saludos!
PD1: leyendo ayer el tocho biblia de programa oficial compruebo que si me inscribo para Boston 2012 en septiembre tengo plaza fija. Mmmmmm…un viaje en modo monje, creo que valdría mucho la pena. Próximamente escanearé las fechas y mínimas de inscripción porqué aunque ya lo escribí, lo han puesto muy intuitivo.
PD2: adjunto fotos de Boston. Supongo que fotografiar a 26.000 personas no es tarea fácil, pero me gustan más las que hacen mis amigos de Kufuuza.
PD3: Os dejo un vídeo de la victoria de Bill Rodgers en 1979.

dimecres, 20 d’abril de 2011

La fuerza de Pre.

Foto felizmente bautizada como el tren.
Añado el artículo enviado a DemonFit, con un mínimo copia y pega de ayer. "Sus" los merecéis todo.
PD: and the winner of the porra es: Montse del Águila de Torres, que además de gran atleta es mi prima. Pero no ha habido tráfico de influencias.


La fuerza de Pre.
Sin duda, me acompañó ayer en los momentos críticos que viví cuando me di de frente contra el muro. Ese viejo amigo a quien hacía demasiado tiempo que no veía y quien se encargó de recordarme que a los amigos hay que cuidarlos. No puedes olvidarte de ellos. Pero eso fue la anécdota, la categoría fue el haber vivido, intensamente, el maratón de Boston.
No hablaré de los meses de entrenos continuados, de los mil dolores pequeños ni del Torrente que me detuvo en una tirada larga por correr por la izquierda (tal cual).
Llegué el viernes anterior a la carrera en un intento de no despistarme en demasía con respecto al objetivo inicial del maratón. La feria, absolutamente profesionalizada, me impresionó. Digamos que el minimalismo ligado al movimiento barefootiano y la compresión regeneradora –será porque cada vez somos más mayores- fueron los trending topics. Vi al viejo Sr Hoyt –un mito- y obsesionado por descansar del efecto jet lag –parezco aprenda inglés en 1000 palabras- desaparecí pronto.
El lunes por la mañana fui al punto de recogida y lentamente tomé consciencia de la magnitud del evento. Centenares de autobuses amarillos high school –y dale- nos esperaban para trasladarnos, en modo Jefe de estado (carril prioritario, sin cruces, ni semáforos, ni peajes) a la salida en Hopkinton. Llegué 2h antes de la salida y el ambientazo iba en un crescendo inimaginable. 27.000 corredores y los voluntarios, por mucha talla 36 que haya, ocupábamos un espacio mareante. Centenares (¿miles?), de baños portátiles, avituallamientos de todo tipo, hospitales de campaña…qué se yo. Increíble. A pesar de ello encontré a mi amigo Fernando, quien está a una sola maratón para completar el repóquer de majors. Congrats man!. Dicen que el impacto en Boston es de 135 millones de dólares…creo que se quedan cortos.
Corral 1. Faltan 10’ para la salida y por un pasillo pasa la élite. Choco las manos con casi todos, incluidos Mutai y Ryan Hall –cuando éste ha pasado ha habido un rugido ensordecedor de todo el público; el hombre iba absolutamente espídico y he pensado que era imposible que corriera bien con los saltos que daba. Me alegro de haberme equivocado-. De repente veo a mi lado, ni a un metro, a Joan Benoit, le doy la mano y le deseo suerte en su intento de conseguir la mínima para los trials –es la prueba de selección del equipo USA para los JJOO; los ha corrido todos desde 1984-. Himno a capela; serás creyente o no, pero es un momento potente y cañonazo de salida. Voy con el freno de mano echado pero me es imposible no correr en exceso. Hay público a lo largo de todo el circuito. Todas las edades del mundo. Niños de 2 o 3 años, envueltos en mantas, animando desesperadamente. Qué bonito. La palma de oro para las chicas de Wellesley, la universidad donde se graduó Hillary Clinton, que ocupaban más de 400 metros con sus carteles: Kiss me ‘cause I’m senior, ‘cause I’m jewish, ‘cause I’m from California…unas cracks que me han arrancado una gran sonrisa-.
Paso la media en 1h19’, el tiempo previsto, pero me noto vacío. Y poco a poco mi ritmo decae. Del k25 al k35 se deben subir las célebres 4 colinas de Newton. Llegó al 32, Heartbreak Hill, y no puedo dar un paso más. Literal. Noto que voy perdiendo el sentido. Me pesan toneladas los cuádriceps. Camino un poco, bebo, tomo geles y consigo arrancar concentrándome en respirar y poco más. De hecho, intento procesar las millas en quilómetros y no puedo calcularlo. Sólo corro. Como harían los valientes. Como Prefontaine. Intuyo al público que grita enfervorecidamente pero aunque se lo agradezco en mi interior, mi cerebro solo está para correr. Creo que es el estado de trance del que hablan los ultrafondistas y los himalayistas. Me detengo en los avituallamientos, que por suerte son numerosos. Tengo mucha sed a pesar del frío. En el 35 me adelanta Joan Benoit. Qué mujer. Camino un poco y vuelvo a rodar un poco por encima de 5’. Me recompongo y soy capaz de calcular que aun tengo posibilidades de bajar de 3h. Me parece increíble. Ha habido momentos que pensaba que me iba a las 4 horas. Qué más da. Hoy acabo sin duda alguna o me se llevan, que en Massachusetts la sanidad es universal. Aun disfruto la recta final y entro en 2h57’. Estoy muy feliz.
Y como ya dije en mi blog, le dedico estas crónicas a todos aquellos que habéis seguido esta maravillosa aventura por vuestro afecto, ánimo y amistad. Engrandecéis la vida.
Un abrazo!
PD: ¿alguna idea de donde correr mi próximo maratón?



dilluns, 18 d’abril de 2011

Muy feliz. Vol.1.

Mario Bros? Superhéroe de provincias? El maratoniano enmascarado?


Es complicado explicar a un no deportista cómo se puede estar feliz (y soy muy consciente al escribir esta palabra) tras haber sufrido lo que no está escrito en el maratón de Boston de hoy, de hace unas horas, pero voy a intentarlo.
Mi ciclista favorito de ayer, hoy y siempre es Pedro Horrillo. Los dioses, el azar, le salvaron la vida tras una brutal caída por un precipicio en el Giro del 2009. Le descubrí unos cuantos años antes cuando al llegar a meta tras una etapa (era uno de los lanzadores de Oscar Freire), es decir, tras 4h encima de la bici y a 180 ppm, le preguntaron en qué se parecía una etapa a la vida. Tal cual. Y el hombre dijo que en una etapa nace, se producen muy diferentes avatares, algunos dichosos, otros trágicos, y siempre se acaba, es decir, se muere. Que sea licenciado en Filosofía le ayudaría algo…además tiene un hijo adoptado en Etiopía y un burro. Imposible que me caiga más bien (seguro que tendrá más de un gato). Pues todo el proceso que ha finalizado, o no, porque aun lo disfruto al pensarlo y escribirlo, es como una analogía de la vida. Ha habido momentos muy buenos desde que decidí intentar inscribirme para el maratón, momentos malos y hoy, claramente, un gran sufrimiento mezclado con momentos gloriosos.
Qué puedo decir de haber tenido en la salida a mi lado, ni a un metro, a Joan Benoit a quien le he dado la mano y le he deseado suerte en su intento de conseguir la mínima para los trials –es la prueba de selección del equipo USA para los JJOO; los ha corrido todos desde 1984-; qué se puede decir de haber estado junto al pasillo por el que pasan los atletas de élite y haber chocado las manos con casi todos, incluidos Mutai y Ryan Hall –cuando ha pasado ha habido un rugido ensordecedor de todo el público; el hombre iba absolutamente espídico y he pensado que era imposible que corriera bien con los saltos que daba. Me alegro de haberme equivocado-. Qué puedo decir de un público que a lo largo de las 26 millas te anima fervorosamente –la palma de oro para las chicas de Wellesley, la universidad donde se graduó Hillary Clinton, que ocupaban más de 400 metros con sus carteles: Kiss me ‘cause I’m senior, ‘cause I’m jewish, ‘cause I’m from California…unas cracks que me han arrancado una gran sonrisa-.
Y aunque ya analizaré con más calma dónde he cometido los errores que me han llevado a chocar frontalmente contra el muro, aplastao me he quedado, a partir del k25. Vacío, casi sin fuerzas para levantar las piernas. Creo que si valía un sub 2h40’, que era mi apuesta, aunque no quizás en un circuito como este –por mucho viento de espalda y desnivel positivo, el circuito es un auténtico rompepiernas y para mí las marcas que han hecho hoy deberían ser récord del mundo- y sobretodo tal marca requiere un ascetismo y concentración hasta el día de la carrera que por razones obvias (estoy en casa de mi familia americana) no he guardado. Una cosa sí tenía muy clara, hoy llegaba a meta. retirarme no estaba en mi diccionario. Así que tras haberme detenido varias veces, he optado por concentrarme en respirar perfectamente, inspirando y expirando, tomarme el gel que llevaba más los dos que he pillado en el avituallamiento de PowerBar, beber todo lo que pudiera y casi en estado de trance poner un paso delante de otro y ya llegaría la meta. Hacía mucho tiempo que no sufría tanto. 1h19’ más 1h38’ aun me parece muy bueno pensando en lo que sufrido. Como le quería decir hace días a mi amigo Albert Giné, que está preparando esta aventura solidaria, no existe el fracaso, sí los tropiezos.
Lo mejor con mucha diferencia habéis sido todos vosotros. Como soy un sentimental lo pienso y se me humedecen los ojos, pero de verdad que me habéis dado toda la fuerza del mundo con vuestro apoyo, afecto y amistad. Solo por esto soy ya mejor persona. De verdad. Os lo dedico a todos vosotros. Os iré contestando personalmente como os merecéis pero valga ya esta dedicatoria.

Un fuerte abrazo!!

I'm still alive or I think so :))

Athlete Alert

EventInformation:
Event: 2011 Boston Marathon
Runner: Ferran De Torres Burgos
Latest Results:
Location Time Pace/mile
10km0:37:186:00
Half-Marathon1:19:356:04
30km1:55:426:12
Finish2:57:266:46

All times are unofficial. Times may vary in post race official results.

Athlete Alert

EventInformation:
Event: 2011 Boston Marathon
Runner: Ferran De Torres Burgos
Latest Results:
Location Time Pace/mile
10km0:37:186:00
Half-Marathon1:19:356:04
30km1:55:426:12

All times are unofficial. Times may vary in post race official results.

Athlete Alert

EventInformation:
Event: 2011 Boston Marathon
Runner: Ferran De Torres Burgos
Latest Results:
Location Time Pace/mile
10km0:37:186:00
Half-Marathon1:19:356:04

All times are unofficial. Times may vary in post race official results.

Athlete Alert

EventInformation:
Event: 2011 Boston Marathon
Runner: Ferran De Torres Burgos
Latest Results:
Location Time Pace/mile
10km0:37:186:00

All times are unofficial. Times may vary in post race official results.

Ambientazo!