I survived to Behòvia 2009

dimarts, 28 de setembre de 2010

Los pilares del asfalto.

Otra semana con abundante material atlético que nos permitirá llevar dignamente el síndrome de abstinencia hasta que llegue, dentro de dos sábados, la Catedral de los grandes eventos atléticos: el Ironman de Hawai. Y al día siguiente Chicago!.

El pasado domingo 26 se celebraron 3 grandes carreras a nivel internacional. De la más corta a la más larga, tenemos:

La 30ª milla de la 5ª Avenida en NY –y así se va calentando el asfalto de cara al maratón; otra Catedral-. Otrora con vencedores españoles (recordar especialmente a Isaac Viciosa con sus 5 victorias consecutivas), esta vez ganó en categoría masculina el marroquí Amine Laalou con 3’52”83, destacando su victoria sobre el gran Bernard Lagat y el regreso, tras una grave lesión en el Aquiles y bajo la nueva dirección de Alberto Salazar en Portland (Or), de Alan Webb: 4º. En mujeres –cómo puede ser que tanto Natalia como Nuria dejen pasar la oportunidad de correr, e incluso ganar allí...arrgg-, el potente mediofondo norteamericano femenino dominó el podium, imponiéndose Shannon Rowbury con 4’24”12. Creo que en esta milla se compite de verdad, al contrario que en la gran mayoría de millas españolas donde suele ser el Mánager quien decide el ganador, aunque esto, lógicamente, es solo una suposición…


En los 10k de Utrecht, la que habría sido una carrera más no lo fue puesto que Leonard Komon batió el récord del mundo en asfalto con 26’44”; le tomaron unos no oficiales 2’36” en el 1r mil y 13’19” en los 5k. Huelga decir que se escapó de salida. Este mismo año ha vencido en los crosses de Itálica en Sevilla y el Memorial Muguerza en Elgoibar. Adjunto foto del pisha con el típico sombrero keniano, aunque si se lo encargo a Marc Roig no sé si lo encontrará en alguna tienda de 2ª mano de Eldoret…


And last but not least, el marathon de Berlín. Este año, ausente Gebre, había igualmente un plantel de atletas con marcas de renombre. Bajo una lluvia persistente la carrera siguió el guión escrito de otras muchas, sobre todo al incluir también liebres: ritmos de 2’55”-2’58” que van desgajando el grupo inicial hasta que se llega al k40 cuando el más fuerte ataca y gana. Aquí, quizás por la lluvia, corrieron del 15 al 25 a 3’1” y ya no pudieron recuperar el ritmo de WR, que por otra parte, no es un récord fácil. Hubo dos aspectos a destacar en este maratón. El 1º, Patrick Makau (2h5’8”) y el 2º, Geoffrey Mutai (2h5’10”) no batieron ni su marca del año!. Ya habían repetido posiciones en Rotterdam en Abril cuando corrieron en 2h4’48” y 2h4’55”, donde tampoco batieron el récord de la prueba…que está en los pies de Duncan Kibet y James Kwambai con 2h04’27”…y es que no somos nadie…y parece claro que Rotterdam se destaca como el maratón más rápido del mundo (2009 y 2010?).

Quería destacar la muy buena actuación de dos grandes picapedreros del asfalto. José Carlos Hernández, 11º con 2h13’46” y Jaume Leiva, 13º con 2h15’28”, marca personal para ambos. Entrenar a los niveles que exigen estas marcas, sin ser profesionales, y compatibilizarlo con un trabajo es algo que tiene tanto mérito –Asier Cuevas entre otros- que deberían estar esponsorizados por el estado a cambio de dar charlas en los colegios, públicos por supuesto. Felicidades a los dos!.

Y a nivel personal, continuo construyendo sin problemas mi perfil maratoniano. Otra semana por encima de 80k, con un día de ritmos muy bueno a base de 5 miles rápidos –de 3’30” a 3’16”- y recuperando otro mil a 4’30” y una tirada larga y campestre con unos últimos 7k por debajo de 4’. Que dure.

Saludos!!

dimarts, 21 de setembre de 2010

Tremendo fin de semana atlético global: Filadelfia, Newcastle y Riudoms.

Las maratones de otoño se aproximan y en consecuencia se despereza la temporada de medias, que en muchos casos sirven como último test de estrés de nuestra puesta a punto. Aunque sin darle todo el peso a estos datos, si son un buen mirador del por donde irán las prestaciones maratonistas de nuestros atletas arbitrariamente elegidos.

Este fin de semana se han corrido 3 de las más grandes. En Filadelfia, USA, teníamos interés en ver las prestaciones de Shalane Flanagan –bronce en Beijing en 10.000- y Ryan Hall (59’43”). En Newcastle, Escocia, se disputaba la Great North Run, la media con mayor número de participantes del mundo (39.000) y con un plantel de atletas de élite, entre ellos, pongámonos en pie, Gebreselassie, el norteamericano Dathan Ritz –sub 13’ en 5.000 el verano pasado y medalla de bronce en el último mundial de media- y, tras caerse Martin Lel del cartel por lesión, el siempre muy regular, subcampeón olímpico de maratón Gharib.

Finalmente, en Riudoms, Baix Camp, se celebraba la mitja de la Avellana y que el menda corrió, en principio, con la idea de sumar quilómetros.


Dejando de lado el maratón de Berlín del próximo domingo (Eurosport!), las próximas citas de las majors están en Chicago (10/10) y Nueva York (7/11).

En la línea de salida de Chicago se presentará Ryan Hall cuya prestación en Filadelfia fue un pelín justa: 14º con 63’55”. Lejos de su mejor marca, no le salió el volumen de trabajo acumulado en altitud. Y es que nuestro deporte es, en ocasiones, muy cruel. Destacar de la media de Philly, el 2º puesto de Gebremarian (60:25) que debutará en NY, el 3º de Goumri (61:33) y el 6º del casi mediofondista irlandés, Alistair Cragg con 62:15.



Shalane, cuyo objetivo está en NY, sí obtuvo un buen rendimiento al trabajo realizado en la altitud de Mammoth Lakes, como Hall, y, aunque no batió el récord USA de la ahora embarazada Deena –Sálvame!-, sí hizo un buen debut en la distancia con 68’36” en una prueba ganada por Meseret Defar (67’45”).




En Newcastle, el mejor fondista de la historia –a pesar de los desencuentros con Fabián-, volvió a ganar y volvió a bajar de la hora en una generosa exhibición. Gebre ganó con casi 2’ de diferencia marcando 59’33”. Vibraremos viéndole en NY. 3º fue la apuesta segura de Gharib. Llegó a última hora y a base de clase y coraje quedó 3º con 62’00”. Y 4º fue Dathan Ritz, tras un mal año por lesión, pagando el fuerte ritmo inicial pero manteniendo el nivel con 62’35”. Tiempo le queda aún para un NY de lo más prometedor de los últimos años. Good job for Mary Wittenberg!.



Y en Riudoms, quien esto firma, no hizo caso a su entrenador y no fue capaz de limitarse a rodar. Lo cumplí los primeros 3 quilómetros, después fui saltando de grupo en grupo hasta que en el 7 contacté con un buen grupo. Nos quedamos 4 veteranos (Fargas, Alonso, Gomes y yo mismo) y un yogurín del 85 y fuimos a relevos hasta el 15, cuando la media se convirtió en una carrera de orientación. A pesar de la buena voluntad con que trabaja la organización de la carrera, para futuras ediciones haría falta señalizar bien la ruta en el mismo asfalto. Porqué la desazón que produce el perderse constantemente rompe el ritmo y disminuye la capacidad de sufrir. Aún así, saltamos Alonso y yo del grupo y nos marcamos unos quilómetros sorprendentes a 3’30” hasta que nos volvimos a perder y, a falta de un quilómetro, nos recogieron por detrás más otro grupo que se unió –tengo mis lógicas dudas de que se perdieran a favor involuntariamente- y en un magnífico sprint –me estoy aficionando- llegué 6º con 1h20’43”, pedazo de tempo run. Bien, teniendo en cuenta que el sábado me había marcado otro de 8k, más los 80’ del viernes bajo la lluvia y los ritmos del miércoles, de 5’ a 3’35”-3’40”.

3ª semana de trabajo finalizada, ésta será de recuperación. Mi cuerpo está asimilando perfectamente las cargas progresivas y cada vez duermo más y entreno mejor. Y veo menos series…:-(

Saludos!

PD: recibimos en la redacción un teletipo que nos alegra especialmente. En la media de Dublín nuestro admirado Pablo Vega ha sido segundo con 68’. Bravo jabato!.